¿Cuánto pagan?

El pasado 20 de noviembre de 2008 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Resolución de 29 de octubre de 2008, de la Dirección General de Cooperación Local, por la que se convoca concurso unitario de provisión de puestos de trabajo reservados a funcionarios con habilitación de carácter estatal.

Ello supone el pistoletazo de salida para que, quienes deseen o estén obligados a concursar, comiencen su particular peregrinar telefónico con la finalidad de conocer cuáles son las condiciones económicas de las “exiguas” plazas ofertadas, ya que somos el único colectivo funcionarial que desconoce tales extremos a la hora de solicitar el traslado.

 

Parece que todos hemos olvidado que el artículo 15 de la Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma de la Función Pública, que no ha sido derogado por la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público, tras establecer en su punto 1.b) que las relaciones de puestos de trabajo indicarán, en todo caso, el nivel de complemento de destino y, en su caso, el complemento específico que corresponda a los mismos, cuando hayan de ser desempeñados por personal funcionario, añade en su número 3 que las relaciones de puestos de trabajo serán públicas.

Soy consciente de que un gran número de Ayuntamientos españoles no cuenta con una Relación de Puestos de Trabajo, pero todos los Ayuntamientos deben elaborar y aprobar, anualmente,  la plantilla de personal, de acuerdo con los artículo 90.1 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local y 126.1 del Real Decreto legislativo 781/1986, de 18 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de Régimen Local, que, a falta de Relación de Puestos de Trabajo, hace las veces de instrumento de gestión del personal de la Entidad Local,  Y en la que, como todos sabemos, se incluyen el nivel de complemento de destino y, en su caso, el complemento específico que corresponda a cada puesto de trabajo del Ayuntamiento, y deben publicarse íntegramente en el Boletín Oficial de la Provincia o en el Diario Oficial de la Comunidad autónoma, en su caso, junto con el resumen del Presupuesto.

Pero, ¿por qué no se publican íntegramente las platillas de personal, ni son de libre acceso las Relaciones de Puestos de Trabajo? ¿Por qué no se indica en la convocatoria del concurso, unitario u ordinario,  el nivel de complemento de destino y el complemento específico  que corresponden a las plazas ofertadas?

¿A quién beneficia esta falta de transparencia? ¿Por qué a los colegios de habilitados estatales nunca les ha preocupado este extremo?

Me temo que, por una vez y sin que sirva de precedente, esta circunstancia no beneficia  especialmente a los políticos, ni está promocionada por ellos, ni, por lo general, tienen un especial interés en que estos datos se publiquen o se dejen de publicar.

Cuando el político tiene interés en que una plaza no se cubra acude a otros subterfugios, como el caso de un Ayuntamiento castellano-manchego, que para evitar que la plaza de intervención se cubriera, había optado por reducir los conceptos retributivos al mínimo, de tal forma que el habilitado estatal de turno, tras haber caído en la trampa de solicitar el puesto, dada la excelente situación geográfica del municipio, procuraba marcharse a las primeras de cambio, mientras que la plaza de intervención seguía cubierta por un técnico de la administración general que, obviamente, superaba ampliamente en sus emolumentos al interventor y que, como es de suponer, era mucho menos estricto en sus apreciaciones.

Hace poco me referían el caso de una compañera que, al tener que concursar obligatoriamente, se quejaba amargamente de que cuando llamaba a los Ayuntamientos a preguntar las condiciones económicas del puesto de secretaría-intervención no lograba obtener la información; pero, después, reconocía que cuando otros compañeros llamaban al Ayuntamiento en que se encontraba destinada con nombramiento provisional para interesarse por tales condiciones, ella procuraba poner todos los obstáculos posibles para que se obtuviera la información.

Este es otro de los extremos que nos hacen aparecer como un colectivo tan sui generis, pero no parece que haya el más mínimo interés en solucionarlo.

Nunca he escuchado a ningún miembro de nuestros colegios, ni a ninguna otra voz, abogar por algo tan fundamental.

Preferimos pasar por “peseteros” llamando a los Ayuntamientos candidatos a nuestra posible solicitud, sobreponiéndonos a nuestra vergüenza, para enterarnos de “cuanto pagan”, que exigir que esa información se inserte en la convocatoria de los concursos, tal y como ocurre en el resto de los colectivos funcionariales, como parece básico y racional.

No hay más que oír a cualquiera de nuestros políticos, cuando son ellos los que atienden la llamada de marras preguntando por las retribuciones del puesto: – “Este/a no ha aparecido por aquí, y lo único que le importa es saber cuanto se gana, menudo secretario/a que se nos viene encima”.

Es un auténtica lástima, estamos divididos y vencidos, vemos pasar frente a nosotros todo tipo de afrentas a nuestro colectivo (baremos específicos; libres designaciones; falta de independencia, intrusismo; desconocimiento de las retribuciones de las plazas ofertadas en concurso; convocatoria autonómica de las plazas; abismales diferencias retributivas; etc…) sin mover un músculo, pero haciendo uso de aquellos aspectos que,  si bien nos benefician particularmente, nos dañan como cuerpo de funcionarios que tienen atribuidas unas funciones de tan alto contenido democrático.

Otra cosa no, pero nadie podrá negar que somos el colectivo funcionarial con más poder de adaptación, al menos, de todo el Estado español.

8 Comentarios

  1. Santos Oñate da en el clavo en estos comentarios. Uno de los factores de desunión más claros de nuestro colectivo se encuentra, sin duda, en las retribuciones que se obtienen en cada Ayuntamiento, muy distintas unas de otras. ¿Pero cómo es posible que en Ayuntamientos de categoría superior las retribuciones netas anden en torno a 1.700 euros, mientras que Secretarías-Intervenciones ronden fácil, en algunas provincias, los 2.500 euros? ¿Cómo se explica que Ayuntamientos con Secretarías e Intervención de Entrada, cercanos a los 20.000 habitantes, retribuyan en torno a 1.700 euros? ¿Y cómo habilitados estatales recién salidos obtienen puestos con un nivel 30 (cuando un Abogado del Estado sale con un 28)? ¿Qué carrera administrativa es ésta??

    Uno de los grandes culpables de esta patética situación, que da lugar a agravios muy odiosos, se encuentra en nuestros queridos Colegios Oficiales de Secretarios, Interventores y Tesoreros, que callan y consienten esta situación, mediante se reparten los puestos de la provincia entre Vocales y allegados como si de un pastel se tratara.

    Felicidades, Jesús, por denunciar estas paradojas!!

  2. pues totalmente de acuerdo, yo ahora mismo me encuentro en situacion de mi primer concurso, la verdad he pedido sitios sin saber lo que pagan o lo que no, cuando me concedan uno ya llamare a enterarme (obviamente si es una miseria renunciare e intentare seguir en el provisional que tengo u otro de similares características), pero no es logico que si yo ahora cobro X pase a cobrar X-1000 o X 1000 simplemente porque el anterior secretario se llevaba mejor o peor con el Alcalde, o porque este no quiere un habilitado, para cuando un específico mínimo y una orquilla de destino adaptada a nuestra profesion? seria tanto pedir un mínimo “justo”? Por lo que he oido los colegios de Galicia estan pactando con la Xunta un decreto asi, donde el rumor era un minimo de 8000

  3. El tema retributivo es el secreto mejor guardado en esta profesión , no entiendo tanto oscurantismo no solo en esta materia , sirva a modo de ejemplo la dificultad que se puede encontrar a la hora de averiguar si el compañero xx tiene intención de solicitar destino en el concurso de traslados , personalmente me he llevado desagradables sorpresas ya que casi bajo juramento te lo niega y te encuentras que se le ha adjudicado el destino en cuestión muy a su pesar supongo, ya que nunca se le había pasado por la cabeza concursar por que para estar peor me quedo como estoy , con lo cual me temo que lo de la adjudicación de destino será cosa de eso, del destino . Personalmente y tras haber pasado por diferentes Ayuntamientos siempre he tenido la sensación de que a ojos de los demás tenemos unos sueldazos impresionantes, por que claro, al fin y a cabo somos funcionarios, cafedependientes , no pasamos frío y en el caso de ser mujer ganamos mucho más que cualquier secretaria de una empresa privada .- Siempre he defendido la necesidad de fijar un mínimo retributivo que permita desarrollar nuestra profesión con dignidad sin tener que estar a merced de que el politico de turno tenga que valorar si te mereces o no el sueldo que te ganas en base a su percepción eminentemente subjetiva.-

  4. No comprendo algunos comentarios y supongo que no están realizados por habilitados de caracter estatal, sino por interinos, el problema no es que unos ganen 2.500

  5. Gracias Jesus, has dado en el clavo, en otro más y ya ván varios donde observo dás de lleno. Los comentarios que se vierten están todos muy ajustados a esta barahunta de realidades. Como dice un compañero, somos el colectivo funcionarial más adaptable. Quiero exponer mi opinión al respecto, sin esperar sea más que una más.

    Los H.N. son un colectivo ninguneado, de escaso poder colectivo y escaso poder de convocatoria e influencia real y ello es debido, como bien decía otro compañero, a los “esquizofrénicos” colegios profesionales que manejan la profesión. No voy a decir nombres, porque no se puede, pero, el Presidente de uno de esos importantes colegios Secretario de Primera de un Ayuntamiento importane cobra 25 M. de las antigüas pesetas al año. Limpias. Si haceis cálculos vereis el importe bruto. Ahora bien, no se te ocurra ir al Colegio a informarte de anda, no sirven para más. Son la nada perpétua. No conozco otro colegio menos inane que éste comparado con los Colegios Profesionales de otros colecotivos laborales, Médicos, Abogados, Ingenieros, Licenciados, Economistas….una cosa absoluta y totalmente prescindible donde lo haya.

    Si alguien coge un periódico de tirada nacional y lee sus demandas de trabajo observa como en muchos puestos de trabajo ofrecidos se indica el salario a percibir, o al menos se indica, entre X e Y

  6. Los comentarios a los que alude Manuel Hidalgo son hechos no por un interino, sino por un habilitado estatal muy cansado ya de tanta injusticia y con bastante “recorrido” hecho. Por supuesto que el problema no es que un Secretario de 3ª cobre 2.500 al mes. Me parece correcto. Pero el problema es que otro de 3ª en pueblo de igual población y volumen de trabajo, vecino del anterior vamos, cobre 1.600 euros al mes (que los hay). Y que el Secretario de entrada que está en el pueblo de al lado gane 1.700 euros. O que el Secretario de más allá gane 1.700 euros también. ¿Qué proporcionalidad es ésta?
    ¿Alguien me explica por qué un puesto de Secretario de categoría superior de una Corporación local enorme tiene 12.000 euros de complemento específico, mientras que el puesto de Secretario de categoría superior de otra Corporación local igual de enorme tiene de específico 65.000 euros???
    Creo que debe reconocerse que hay un problema, y que los Colegios deberían decir algo en esta historia. Pero ellos se siguen repartiendo el pastel mientras no molesten mucho a los Alcaldes y Presidentes de las Corporaciones Locales que mantienen sueldos miserables para los infelices que son desterrados o sólo les dejan ir allí…

    Ya está bien de tanta historia….

  7. En mi experiencia profesional en los concursos de traslados he sufrido las situaciones a que haceis referencia: Necesidad de ir preguntando por los ayuntamientos el sueldo que se cobrarà, sin que haya ninguna colaboración con el accidental o provisional que ocupa la plaza. Otras veces el Alcalde directamente te trata de desanimar, con el arma del sueldo, diciendote que estan muy mal economicamente y que por tanto se pagarà “el minimo”. Y esto independientemente de que el habilitado accidental o el habilitado provisional cobren determinado sueldo, ya que el sueldo en la practica se puede incrementar y reducir a capricho del Alcalde, aunque conste en una relación de puestos de trabajo o en unos presupuestos. En la practica, en muchos ayuntamientos el sueldo no aparece escrito formalmente en ningun documento, ni en la plantilla, ni el la relación de puestos ni en el presupuesto anual, y si aparece, se puede cambiar de un año para otro. En definitiva el sueldo es el instrumento de que disponen los Alcaldes para que una plaza no se cubra nunca.
    ¿Cuales podrian ser las soluciones?. Pues que este tema este regulado desde una administración superior, como por ejemplo la autonomica, fijandose el sueldo correspondiente (complementos de destino y especificos) a acada plaza y haciendo publicidad en los boletines al publicar concursos de traslado. Entiendo que un criterio objetivo podria ser el de los recursos ordinarios del Ayuntamiento, pero siempre estableciendo un mínimo que deberia ser superior al sueldo de un Tecnico de Administración General del Grupo A de la administración autonomica.

  8. El artículista lleva toda la razón y considero muy valiosas las aportaciones de Guy Fawkes y Jerónimo Rivas. Precisamente yo gané un contencioso a uno de esos muchos Ayuntamientos, a los que se refiere ese último comentarista. Los sueldos en la Adminsitración Pública deben ser todos de conocimiento público y estar completamente reglados por el Estado, sin que puedan ser manipulados por las mafias locales. Si por mi fuera, ni siquiera permitiría que las Ayuntamientos regularan nada, pues para mi quiebra la división de poderes, cuando quien regula es el mismo que también aplica luego, la norma que ha regulado.
    Por lo demás, yo estaría disponible para un Sindicato de habilitados, pero no si me ponen como modelo al SEPLA, porque para mi es el mejor ejemplo de lo que no puede suceder en una Democracia, es decir: que un grupo de señoritos privilegiados haga prevalecer sus intereses particulares por encima de la Constitución, del Estado y de la Sociedad (ya se trate de jueces, partidos nacionalistas o quien sea) y además la palabra “Sindicato” ya me resulta repulsiva, conociendo solo una pequeña parte de las fechorías y vilezas a las que nos han acostumbrado los Sindicatos españoles (Desde su propia financiación o la estafa de la PSV, hasta las quemas de neumáticos y contenedores) Prefiero quedarme solo defendiendo el interés Público y la verdad a integrarme dentro cualquier mafia.

Dejar respuesta