Auditoría Pública entre la apariencia y la verdad (II)

0

Auditoría Pública entre la apariencia y la verdad (II)Lo anterior podría parecer una cuestión de la ciencia y la filosofía y no de la auditoría, sin embargo, resulta paradójico que la independencia y objetividad en tanto nociones fundamentales de ésta práctica se encuentren más próximas al saber vulgar o al conocimiento de la vida cotidiana que a la rigurosidad del pensamiento científico y filosófico. Por lo que el punto de partida es repensar la auditoría, una construcción que se hace por quienes se esfuerzan por descubrir e investigar la realidad de la auditoría pública, la cual no depende de lo que se ha expresado o formulado sino de la distinción o determinación de los supuestos que han sido aceptados como verdad, y en el principio se debe establecer:

1. La indeterminación del objeto en la auditoría.

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos define “Auditoría, es el proceso sistemático de obtener y evaluar de manera objetiva, las evidencias relacionadas con informes sobre actividades económicas y otras situaciones que tienen una relación directa con las actividades que se desarrollan en una entidad pública o privada”[10] es decir, la auditoría se aplica indistintamente en el sector público o privado. Kevin Brady, Contralor y Auditor General de Nueva Zelanda, lo ejemplifica al asegurar “Afortunadamente en Nueva Zelanda sólo tenemos un órgano de cuentas para todos los contadores tanto en el sector público como en el privado”[11] o, la Dra. Piedad Amparo Zúñiga, Auditora General de Colombia, al asegurar “no creo que exista esa pretendida separación abismal entre lo público y lo privado”[12]. Lo que evidencia una incongruencia en la adhesión a la INTOSAI dado que emite las Normas de Auditoría Pública, y acepta “reconocer las diferencias entre la fiscalización del sector privado y la del sector público”[13]. Aunado al hecho incontrovertible que en la generalidad de los países no solamente se reconoce una mayor eficacia y legitimidad en los despachos o firmas de auditoría sobre los organismos públicos de control o fiscalización sino que se transita de un campo a otro con el mismo bagaje académico e intelectual, no obstante el reconocimiento “se requiere de un estudio sobre las disposiciones normativas de información financiera apropiadas para el sector gubernamental”[14]. Lo que evidencia una incongruencia en la adhesión a la INTOSAI dado que emite las Normas de Auditoría Pública, y acepta “reconocer las diferencias entre la fiscalización del sector privado y la del sector público”[15]

[10] www.imcp.org.mx Auditoría.
[11] Memoria del Foro internacional sobre la Fiscalización Superior en México y el Mundo 2005. LIX Legislatura, noviembre de 2005, p. 225.
[12] Memoria del Foro Internacional sobre la Fiscalización Superior en México y el Mundo 2005. p. 188.
[13] Plan Estratégico 2005-2010 de la INTOSAI. Meta Estratégica 1, p. 9. www.intosai.org.
[14] Normas de Información Financiera 2006. IMCP, 6/NIF-A3.
[15] Plan Estratégico 2005-2010 de la INTOSAI. Meta Estratégica 1, p. 9. www.intosai.org.

No hay comentarios

Dejar respuesta