INTOSAI: Culto superfluo a la Independencia (I)

0

INTOSAI: Culto superfluo a la Independencia (I)“La independencia constituye el credo de los auditores gubernamentales”

La historia de la Organización Internacional de Entidades Fiscalizadoras Superiores (INTOSAI) ha estado más próxima a la fe que a la ciencia. La evidencia, la frase arriba citada, del Dr. Ock-Sup Noh, Presidente del Comité Directivo de la Intosai en su discurso inaugural del 50 aniversario de esta Institución. Sin embargo, el credo es una manifestación de la fe y elemento principal de una doctrina, y la doctrina es un sistema cerrado, dado que considera que su ‘verdad’ es para siempre. Y por el contrario, la teoría se abre a nuevas formulaciones, y sobre todo, al cuestionamiento. Pero, si el Dr. Franz Fiedler, Secretario General de la Intosai y Presidente del Tribunal de Cuentas austríaco afirma, la Declaración de Lima “estipula en términos inequívocos que las EFS pueden llevar a cabo sus tareas con objetividad y eficacia únicamente si son independientes de la entidad fiscalizada”[1] y en el mismo evento, el Dr.Attila Chikán, Rector de la Universidad de Ciencias Económicas y Administración Pública de Budapest, señala “la importancia de la Declaración de Lima reside en primer lugar y de modo más importante en el hecho de que, debido a su interpretación inequívoca”[2] y agrega “La Declaración de Lima se basa en principios y valores generales que perdurarán en el futuro previsible; se expone mediante una redacción tan lúcida y una estructura tan clara que da la sensación de resultar incuestionable”[3]. Luego resulta común encontrar aseveraciones sobre los documentos institucionales de la Intosai “que constituyen una fuente legítima y científicamente válida de información en la materia”[4]. Por lo que, cómo abrirse paso ante un pensamiento aparentemente cierto y diáfano que ha sido aceptado por instituciones rectoras de fiscalización, pero también por las asociaciones internacionales de auditoría y contaduría, y las universidades,  evidentemente, repiten lo que emana de ellas. Derivado que los doctos afirman poseer la verdad sobre la fiscalización, y en consecuencia, los gobiernos, partidos políticos, organizaciones sociales y sociedad en general se han plegado ante su autoridad intelectual, a través de un entramado que ha camuflajeado lo que hasta ahora mismo permanece oculto y ha sido  ignorado.Sin embargo, la sospecha que encontramos en su discurso es sólo un empiezo, para posteriormente colocar las piezas que intenten la demostración, si la Intosai repite simplemente una conceptualización superflua sobre la noción de independencia o ha construido un concepto necesario que orienta y resuelva la problemática de la autonomía en las Entidades de Fiscalización Superior. Luego:

¿Quién fiscaliza a la Intosai?

En principio, su Misión: La INTOSAI es una organización autónoma, independiente, profesional y apolítica creada para proporcionar apoyo mutuo, fomentar el intercambio de ideas, conocimientos y experiencias, actuar como portavoz oficial de las entidades fiscalizadoras superiores (EFS) en la comunidad internacional, y promover una mejoría continuada en la diversificada gama de EFS que la integran (según Plan Estratégico 2005-2010), y agrega “La INTOSAI constituye un foro en el que los auditores de la Administración de todo el mundo pueden debatir los temas de interés recíproco y mantenerse al tanto de los últimos avances en la fiscalización y de las otras normas profesionales y mejores prácticas que sean aplicables”[5] reiterando que de conformidad con estos objetivos su lema es “La experiencia mutua beneficia a todos”.De lo anterior se desprenden dos ideas a examinar:

a)    ¿Todos los auditores?

La Intosai afirma en la Meta Estratégica 1, “Las EFS deben servir como modelos de rol para las entidades del sector público y la sociedad en general” y en consecuencia, éste Órgano rector también lo debería de asumir, sobre todo, si asevera “El núcleo de la INTOSAI consiste en ser una entidad democrática que actúa a través de la consulta y el consenso”[6], y si, dos de sus Valores Centrales son: la inclusividad y la cooperación. Por el primero se entiende la acción y efecto de incluir, es decir, es lo contrario a la exclusión que enfatiza la segregación y la desigualdad en la participación. En este sentido el Valor de la Inclusión forma parte de los Derechos Humanos al constituirse como una promoción a la igualdad de derechos y oportunidades, y aplicado en nuestro caso, una Fiscalización Inclusiva debe garantizar el acceso de todos los auditores en las consultas y debates de interés común; y el segundo, es la capacidad de obrar conjuntamente con otra u otras personas para un mismo fin. Pero en la realidad de la Intosai lo que se dice es diferente a lo que se hace. Por ejemplo, el 17 de agosto de 2010  (fecha de elaboración del presente escrito) se lee en la página web de la Intosai “La última versión del borrador del Plan Estratégico de la INTOSAI 2011-2016 fue enviado a finales de mayo de 2010 a todos los miembros para expresar sus comentarios. Se ruega a todos los miembros…más”. Y al pretender leer más, resulta que al usuario se le solicita la contraseña para acceder a la información, luego se excluye al común de los auditores e interesados en conocer el desarrollo de un documento básico de la fiscalización pública. Y así es en la generalidad de los eventos organizados por la Intosai, existe una exclusión de los auditores en el proceso de consulta y discusión sobre las directrices fundamentales de la fiscalización. Luego entonces, ¿No resulta incongruente que la Intosai afirme ser una entidad democrática que promueve la transparencia cuando es incapaz de generar un ambiente de inclusividad?

b)    ¿Existe debate?

En el Plan Estratégico 2005-2010 en la INTOSAI de un Vistazo, dice “La INTOSAI promueve la discusión y el debate activos que permitan llegar a acuerdos de amplia base” y Franz Fiedler, Secretario General de la Institución, reitera “A lo largo de sus 50 años de historia, la INTOSAI ha tratado en numerosas ocasiones el tema de la independencia de las EFS. En realidad, no sería exagerado afirmar que éste ha constituido el tema central para la INTOSAI, y una cuestión de debate permanente desde su fundación”[7]. Y sí efectivamente, la Intosai por más de 50 años se ha ocupado sobre la cuestión de la independencia: en 1977 la Declaración de Lima; en 1998 en Montevideo se creó una task force sobre la independencia de las EFS; en 2001 en el IV Congreso de la EUROSAI se presentó un informe final sobre la independencia; en 2007 se aprobó la Declaración de México sobre independencia; y en el Plan Estratégico 2005-2010, Meta Estratégica 1, sus miembros aprobaron y adoptaron para su utilización en cada país “un método para la supervisión de la independencia de las EFS”. Por lo que, si 189 miembros de la Intosai han analizado y discutido ampliamente el tema de la independencia (problema central), y han trabajado estrechamente con organizaciones internacionales afines, y además han creado redes informales entre profesionistas para compartir conocimientos y experiencias (Meta Estratégica 2 y 3), en consecuencia se debería aceptar, lo expresado por los ponentes al 50 aniversario de la Intosai, en cuanto a que la Declaración de Lima y sus documentos básicos son claros, inequívocos e incuestionables. Sin embargo, en lo relativo a la fiscalización pública, que atañe el control y evaluación de los fondos públicos, y por tanto, resulta del interés público, no es conveniente aceptar ideas o pensamientos bajo el principio de autoridad, aunque sean instituciones reconocidas como la INTOSAI, IFAC, GAO, o cualquier otra sigla que asuma que su conceptualización o normatividad se encuentra fuera de duda.

[1] La independencia de las Entidades Fiscalizadoras Superiores. INTOSAI: los primeros 50 años, www.intosai.org,  pp. 118-119.
[2] Una interpretación de la Declaración de Lima. Ídem, p. 110.
[3] Ídem, p. 108.
[4] Figueroa Neri, A. La Auditoría Superior de México en el horizonte internacional de la Fiscalización Superior. www.asf.gob.mx, Diciembre de 2007, p. 15.
[5] Plan Estratégico de la Intosai 2005-2010, La Intosai de un Vistazo, www.intosai.org, p.5.
[6] Ídem, p.5.
[7] La independencia de las Entidades Fiscalizadoras Superiores, Ídem, p. 128.

No hay comentarios

Dejar respuesta