La mentira en Informes de Fiscalización

0

En México ha causado indignación y malestar la construcción del muro en la frontera, sin embargo, existen otros muros no de hormigón o concreto u otro material, pero que finalmente cumplen la misma función, separar. Sí, las Entidades de Fiscalización se encuentran separadas de los problemas que vive el país, tal como, la inseguridad, violencia, corrupción, debilidad de las instituciones, y otros más. Al no tener efecto las auditorías que año tras año observan desvíos de recursos o falta de comprobación en los recursos enviados para el fortalecimiento de seguridad, tampoco han incidido en disminuir la corrupción e impunidad, al contrario avanzan. Luego, habría que rescatar su historia como una forma de deconstuir o desmontar un pensamiento y una práctica de fiscalización que no sirve para enfrentar los retos de nuestra sociedad actual

La función fiscalizadora de las Cuentas Públicas se concreta en la elaboración de Informes de Fiscalización, debiendo ser ejercida conforme a los principios de legalidad, imparcialidad y confiabilidad. Y dado que las Entidades de Fiscalización Superior son las responsables de emitirlos se acepta que son confiables, fidedignos o veraces. Sin embargo, David Colmenares Páramo, Auditor Superior de la Federación (ASF) de México ha señalado que gobiernos locales impiden fiscalizaciones efectivas al buscar auditorías a modo (Estados acosan a auditores; la ASF denuncia presiones, excelsior.com.mx, 14/03/2019) y aunque frecuentemente se declara que las Entidades de Fiscalización deben desligarse de los vaivenes políticos. La realidad es que se encuentran sometidas.

Un caso reciente, el 15 de febrero de 2019, la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) presentó los Informes a la Revisión de las Cuentas Públicas 2017 a su Comisión Inspectora del Congreso Local. Pero la ASM no ha sido capaz de reconocer los errores y deficiencias, y además ha mentido. Cuando la Ley de Fiscalización Superior de fecha 18 de julio de 2017, en su capítulo Décimo Primero, Del Informe General, fracción XIV, dice al calce «Derivado de las Auditorías, en su caso y dependiendo de la relevancia de las observaciones, un apartado donde se incluyan sugerencias al Congreso para modificar disposiciones legales a fin de mejorar la gestión financiera y el desempeño de las entidades fiscalizadas». Y si en el Informe General, Modelo (formato que se giró a todos los auditores para que se ajustaran a éste) en la fracción XIV, página 12, se afirma «De los trabajos de auditoría realizados, se pudo observar que los resultados de los mismos obedecen al actuar de los diversos responsables de las áreas revisadas; sin embargo, no se observó deficiencia y/o insuficiencia legislativa alguna, por lo que en este caso, no se emiten sugerencias al Congreso del Estado para modificar disposiciones legales, conforme a lo referido en la presente fracción». Luego, si la Auditoría Superior en los Informes presentados con motivo de la Revisión a la Cuenta Pública 2017, manifestó el enunciado anterior. Entonces, ha mentido. Por lo siguiente:

  1. Deficiencias derivadas de su Ley.

1.1. Concepto que origina informalidad. Artículo 34 Bis. «Durante la práctica de auditorías, la Auditoría Superior convocará a las entidades fiscalizadas a las reuniones de trabajo, para la revisión de los resultados preliminares».

Nota. La auditoría o fiscalización es un acto administrativo del que pueden desprenderse una serie de consecuencias, de ahí la importancia de que dicho acto revista de la formalidad necesaria para acreditar la legalidad en las actuaciones de la autoridad fiscalizadora. Luego, el concepto de ‘reunión o reuniones de trabajo’ (tal como se expresa en el artículo 34 Quáter, segundo párrafo, en tres ocasiones) no cumple con las formalidades esenciales del procedimiento.

1.2. Términos contradictorios. Artículo 34 Quáter. «La Auditoría Superior, de manera previa a la fecha de presentación de los informes individuales, dará a conocer a las entidades fiscalizadas la parte que les corresponda de los resultados finales de las auditorías y las observaciones preliminares que se deriven de la revisión de la Cuenta Pública».

Nota. Resulta incongruente señalar que sean resultados finales, y a la vez, observaciones preliminares.   

1.3. Concepto que origina discrecionalidad y parcialidad. Artículo 34 Quáter. 4º.párrafo. «En caso de que la Auditoría Superior considere que las entidades fiscalizadas no aportaron elementos suficientes para atender las observaciones preliminares correspondientes, deberá incluir en el apartado específico de los informes individuales, una síntesis de las justificaciones, aclaraciones y demás información presentada por los mismos».

Nota. Las Buenas Prácticas de Fiscalización indican que los Informes de Auditoría están sometidos al principio contradictorio, en virtud del cual su contenido debe ser puesto de manifiesto a los responsables de la entidad fiscalizada para que expresen cuanto crean oportuno, por lo que debe anexarse al Informe y publicar la totalidad de los dichos del auditado. Pero, en la Ley de Fiscalización Superior se ha legislado que se deberá incluir una síntesis. Lo cual conduce a la discrecionalidad y parcialidad del auditor, al eliminar las argumentaciones que le son contrarias a su fundamentación.

1.4. Concepto que provocará objeciones dada la coyuntura actual en la ASM. Artículo 34 Terdecies. «El Auditor Superior enviará a las entidades fiscalizadas dentro de un plazo de 10 días hábiles siguientes a que haya sido entregado al Congreso, el informe individual que contenga las acciones y recomendaciones que les correspondan».

Nota. Dado que ha carecido de un titular y solamente se designó a un Encargado del Despacho de la ASMquien firmó los Informes, y en un gran porcentaje no se enviaron sino se les solicitó a los auditados que acudieran a sus oficinas para recogerlos, los Informes pueden ser objetados, y por lo tanto, el trabajo de fiscalización inútil.

1.5. La inexistencia del acta de cierre o final de auditoría origina la indeterminación en la conclusión de la auditoría y el inicio del procedimiento administrativo. Artículo 34 Terdecies. «Con la notificación del informe individual a las entidades fiscalizadas quedarán formalmente promovidas y notificadas las acciones y recomendaciones contenidas en dicho informe, salvo en los casos del informe de presunta responsabilidad administrativa y de las denuncias penales y de juicio político, los cuales se notificarán a los presuntos responsables en los términos de las leyes que rigen los procedimientos respectivos».

  • Artículo 34 Quaterdecies. I. «A través de las solicitudes de aclaración, requerirá a las entidades fiscalizadas que presenten información adicional para atender las observaciones que se hayan realizado».

V. «Por medio de las promociones de responsabilidad administrativa, dará vista a los Órganos Internos de Control cuando detecte posibles responsabilidades administrativas no graves, para que continúen la investigación respectiva…».

  • Artículo 34 Quindecies. «Si no se encontraren elementos suficientes para demostrar la existencia de la infracción y la presunta responsabilidad del infractor, emitirá la Auditoría Superior un finiquito de conclusión y archivo del expediente, sin perjuicio de que pueda abrirse nuevamente la investigación si se presentan nuevos indicios o pruebas y no hubiere prescrito».

Nota. La Ley de Fiscalización Superior no ha legislado ni tampoco su Reglamento Interior sobre la obligatoriedad de la Auditoría Superior de levantar un acta de cierre o final. Lo que provoca, que las entidades fiscalizadas desconozcan la finalización de las auditorías. Y se mezcle en el desarrollo de las auditorías el inicio de procedimientos administrativos. Además, las investigaciones y observaciones permanecen indefinidamente abiertas, incumpliendo con el Debido Proceso Legal, en todo caso, si se presentaran nuevos indicios o pruebas debe iniciarse otra auditoría, elaborando su acta de inicio y la formalidad requerida. Resulta prioritario establecer el acta de cierre de visita de auditoría, a efecto de informar la conclusión de los trabajos de auditoría, y generar certeza, eficacia y legalidad.

 1.6. Indefinición en los requisitos de los Informes Individuales. Artículo 36 Ter. «Los informes individuales de auditoría contendrán como mínimo lo siguiente: I. Los criterios de selección, el objetivo, el alcance, los procedimientos de auditoría aplicadosy el dictamen de la revisión».

Nota. Sí la revisión es por la Cuenta Pública del ejercicio fiscal 2017. Y sí se sustenta con Lineamientos de 2018. Luego entonces, resulta improcedente tal fundamentación. Además, los criterios de selección o de auditoría, deben estar definidos en la Guía o Reglamento Interior de la Auditoría Superior. Dado que representan el conjunto de políticas, prácticas, o requisitos frente a los cuales el auditor en ejecución de su trabajo compara las evidencias obtenidas. Y los criterios se relacionan con el objetivo de la auditoría.

Objetivo. Se dice en algunos Informes Individuales que el objetivo ha sido «Verificar la eficiencia, honestidad y legalidad con que fueron empleados los recursos de la administración pública municipal».

Nota. En los Informes revisados no se muestra ni demuestra haber verificado y cumplido con tales principios. Pero la Comisión Inspectora que cuenta con la totalidad de los Informes si lo podría comprobar. Dado que un mes después de su entrega no se han publicado en su página de internet, es decir, no se han hecho públicos, contraviniendo el artículo 36, Ter. De la Ley de Fiscalización Superior. Aunque se observa una laguna legal al no establecer cuándo la Auditoría Superior deberá publicarlos.

1.7. Falta de armonización entre la Ley de Fiscalización Superior y la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción para el Estado de Michoacán. Artículo 34 Quindecies. «Si del ejercicio de las facultades de revisión y fiscalización a las entidades fiscalizadas se detectaran irregularidades que presuman la existencia de conductas, actos, hechos u omisiones que produzcan daños y perjuicios a las mismas». Y, el artículo 1, de la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción, dice «garantizar que los Órganos del Estado cuenten con un Sistema Estatal que prevenga, investigue y sancione las faltas administrativas, los actos y hechos de corrupción».

Nota. La detección de irregularidades en la ASM está supeditada a darse cuenta, a lo que puede ocurrir o no. Por lo cual no se genera evidencia del hecho, ni el auditor justifica, por qué observó a un lado y a otro no. Pero además, garantizar que se previene e investiga los actos y hechos de corrupción implica contar con un plan de trabajo, sujeto a supervisión y evaluación. Es decir, detectar irregularidades por azar o casualidad no es lo mismo que se deriven de un plan de búsqueda, de cómo garantizar que se está combatiendo contra las faltas administrativas y la corrupción.

  • Deficiencias derivadas del proceso de fiscalización.

2.1. Incumplimiento con el Derecho de Audiencia y Debido Proceso Legal. Artículo 34 Terdecies. «Con la notificación del informe individual a las entidades fiscalizadas quedarán formalmente promovidas y notificadas las acciones y recomendaciones contenidas en dicho informe».

Nota. La Auditoría Superior ha enviado oficios, en el mes de enero de 2019, a los Ayuntamientos mediante el asunto: Se cita a reunión de trabajo. Previo a la entrega de los Informes Individuales al Congreso del Estado, en donde se establece «por lo que, en ejercicio del derecho de audiencia y para efectos de mejor proveer se cita a Usted para que comparezca de manera personal o a través de representante legal a Reunión de Trabajo». Dichos oficios han incumplido con el artículo 34 Terdecies, y con el Derecho de Audiencia y Debido Proceso Legal, dado que éste es el conjunto de formalidades esenciales que deben observarse en cualquier procedimiento legal.

2.2. Indebida fundamentación. En la Orden de Fiscalización a la Cuenta Pública 2017 a los Ayuntamientos, se fundamenta con la Ley de Fiscalización Superior del 18 de julio del 2017.

Hecho. El ejercicio fiscal 2017, abarca del 1 de enero al 31 de diciembre de 2017. Y si la Ley se expidió el 18 de julio, luego entonces, se debió de haber fundamentado con la anterior a las reformas de julio 2017, y ésta. Situación que ha sido observada por algunos Ayuntamientos pero desechada por la Auditoría Superior. Y aunque se pretenda justificar a través del Tercero Transitorio de la LFS, sin embargo, un principio fundamental del Derecho establece «Debe aplicarse en primer lugar la norma vigente al momento en que ocurrieron los hechos». Además, «a ninguna Ley se dará efecto retroactivo en perjuicio de persona alguna» (artículo 14, Constitución Federal).

2.3.  Elaboración indebida de informes Generales por cada uno de los Municipios. Cada auditor por cada uno de los Ayuntamientos ha elaborado tanto el Informe Individual como el General.

Hecho. El Informe Individual por cada uno de los Ayuntamientos es correcto. Pero que a la vez se haya elaborado un Informe General por cada Municipio es incorrecto. Dado que un Informe General debe considerar o abarcar a todas las revisiones y todos los Municipios sujetos a la revisión.

Conclusión

Con las modificaciones a la Ley de Fiscalización Superior del 18 de julio de 2017, se profundizó en una práctica de fiscalización, confusa e incierta. Y ante la oportunidad que otorga la Ley de mejorar sus deficiencias o insuficiencias a través de sugerencias, resultó que no las observaron. Es decir, una plantilla de personal de casi quinientos en la Auditoría Superior de Michoacán no vio errores ni tuvieron nada que proponer o sugerir para modificar y mejorar el funcionamiento de su Institución. ¿Cómo explicarlo? La ignorancia no es aceptable, porque ciertamente algunos desconocen la materia de su trabajo, pero no todos. Luego, los que saben y se dan cuentan de las debilidades ¿Por qué callan?  Porque están sometidos. Al preferir callar a ser despedidos, perpetuando la cultura de miedo y temor. Por ello no se ejerce el derecho al disenso, la crítica, y mucho menos se alienta la innovación. Más este sometimiento se genera desde el Poder Ejecutivo y Legislativo al titular de la Auditoría Superior de Michoacán, y  de éste se reproduce a los mandos medios y auditores, y así se fortalece la corrupción y opacidad, y también la falsedad.

Para combatir la corrupción con eficacia la Entidad de Fiscalización Estatal no debe considerar que está afuera y distante sino que también se genera desde su interior.

No hay comentarios

Dejar respuesta