Creando y Destruyendo Mitos

1

Creando y Destruyendo MitosDe todos es públicamente conocida mi relación con el deporte. También es sabida mi afición por tomar ejemplos deportivos para extrapolarlos a otros campos. Metáforas, analogías, paralelismos… Deporte y vida. Deporte y Administración.

Por otra parte, dicen los psicólogos que es inherente al ser humano cierta necesidad de “maldad”, intrínseca en su naturaleza. Digamos que sería el equivalente a lo que la Iglesia llama los pecados capitales (algunos como la envidia y la avaricia ilustran el presente comentario), y Star Wars “el lado oscuro”. El caso es que dicha necesidad, unida a otra bien conocida como es la mitomanía, lleva a la sociedad del Primer Mundo, especialmente en España y EEUU, a la creación y destrucción de mitos, los cuales, hasta que se demuestre lo contrario, ante todo son personas. Y son personas que, en mi opinión, son mucho más víctimas que verdugos, papel con el que se les suele asociar para desacreditar su reputación. Siempre es mucho más fácil destruir que crear, y cuán fácil es destruir un mito o, simplemente, a una buena persona anónima.

A continuación pondré algunos ejemplos de creación y destrucción de mitos que, salvo en el caso de Michael Jackson (con quien finalizaremos), pertenecen al mundo del deporte:

– Tiger Woods: Como estamos viendo en la prensa estos días, al mejor jugador de golf de todos los tiempos (con permiso de Jack Nicklaus) lo han empitonado bien. No voy a ser yo quien avale la conducta licenciosa ni las infidelidades de “el tigre”, quien por lo visto ha “rugido” más de la cuenta, pero vamos, que primero salió una y ahora ya son unas quince supuestas amantes despechadas quienes han hecho declaraciones “sinceramente” afligidas porque el deportista les ha roto el corazón. Me parece francamente vomitivo, sobre todo porque Woods, posee (en mi modesta opinión) el único atractivo masculino de que es el deportista que más dinero ha ganado en la historia del deporte (mucho más que mitos como Michael Jordan y Michael Schumacher)… Pues nada, a sacar tajada. Sinceramente, no creo que Tiger sea más promiscuo ni mujeriego que los futbolistas brasileños Romario y Ronaldo, pero bueno, con los futbolistas parece que siempre somos más indulgentes, a parte de que ser brasileño y vividor diríase que es todo uno. Sin embargo al “pobre tigre”, la hipócrita sociedad americana, la misma que curiosamente perdonó a Clinton por su lewinskinazo, ya lo ha crucificado. A la postre retirada prematura y todo un deporte (honestamente, no mi preferido) perjudicado.

– Marco Pantani: “Fue considerado por muchos el mejor escalador profesional de su generación, en buena parte debido a su triunfo en el Tour de Francia y el Giro de Italia en 1998. La cinta que solía llevar en su cabeza rapada y su estilo atacante en la bicicleta le valieron el sobrenombre de 'Il Pirata'. Sin embargo, a partir de 1999, su carrera se vio truncada por acusaciones de dopaje, que él siempre rechazó. El 14 de febrero de 2004 fue encontrado muerto Pantani en la habitación de un hotel en la localidad costera italiana de Rímini, adonde había llegado unos días antes. La sospecha de que se hubiera suicidado, después de que se encontraron en la habitación medicamentos antidepresivos (de ellos algunas cajas vacías y otras iniciadas) fue descartada por el fiscal investigador; sin embargo, no fue completamente rebatida. Marco Pantani atravesaba una crisis depresiva. La autopsia dio por causa de muerte un paro del corazón como resultado de un edema pulmonar y cerebral. El 19 de marzo de 2004 el informe ofical de la autopsia a Pantani estableció que éste murió por una sobredosis de cocaína. Su adicción a la cocaína se remontaba al otoño de 1999 y era conocida en su círculo de amigos” (fuente: Wikipendia). ¿Quién no recuerda a “Il Pirata”? Fue el verdadero animador del ciclismo en la etapa post-Indurain, pero era demasiado indisciplinado, genial e imprevisible, una de esas personas “poco cómodas” que nos ponen nerviosos. Por ese motivo, el mismo deporte al que él había dado tanto se lo pagó acabando con él.

– Marco Materazzi: El compatriota del anterior pasará a la historia por provocar la expulsión de Zidane en la final del mundial de fútbol de 2006. Como casi todo el mundo sabe, parece ser que el francés le insultó primero, él le agarró entonces por la camiseta y Zidane le provocó diciéndole: "Si quieres mi camiseta te la doy después". El italiano le contestó entonces: "Prefiero a la puta de tu hermana". La consecuencia es que Zidane cabeceó en el pecho al italiano, siendo expulsado ipso facto, y lo hizo en un partido que además de ser la final del mundial era el último de su carrera, la cual, a pesar de ser impresionante, tuvo un broche final claramente negro. Para más INRI, muy probablemente fue esa la acción que decidió el partido puesto que Italia acabo ganando a una Francia que había perdido a su mejor hombre… Al supuesto provocador de este desastre lo querían matar en La Galia, mientras que fuera de ella siempre ha sido puesto como ejemplo de juego antideportivo (salvo en Italia). Bien, seguro que hay alguien escandalizado por lo que Materazzi le dijo a Zidane, pero quienes hemos practicado deporte sabemos perfectamente que ese tipo de cosas forman parte del juego aunque no sean precisamente ejemplos de fair play y, en todo caso, lanzamos una pregunta al aire: ¿con quién deberían estar enfadados los franceses por no ganar aquél mundial?

– Marion Jones: No nos engañemos, al contrario que Pantani, la culpabilidad de Marion por dopaje fue demostrada e incluso confesada. De hecho, la que podía haber sido la mejor atleta de todos los tiempos se declaró en 2007 culpable de haberse dopado durante los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, devolviendo las cinco medallas obtenidas y siendo suspendida por dos años. Ella, por su parte, anunció que se retiraba de la práctica deportiva. Al mismo tiempo se le anularon los resultados de todas las competiciones que disputó desde el 1 de septiembre de 2001, debiendo devolver todas las medallas, puntos y premios ganados desde entonces. Nada que objetar. Sin embargo, un servidor, quien se ha permitido seguir el caso más allá del “caso”, opina que a la pobre chica se lo han hecho pasar excesivamente mal. Hubo ensañamiento social y judicial con ella, e incluso fue puesta como ejemplo universal de pérdida de los valores “olímpicos” de trabajo duro, dedicación y espíritu deportivo, por lo que representa, a los efectos de este comentario, un claro ejemplo de destrucción de mito. Como en todos los casos hay una parte (mayor o menor) de autodestrucción, pero insisto en ver el lado humano de las personas mitificadas: “Les pido que me tengan compasión como ser humano que soy…Es con gran vergüenza que estoy delante de ustedes para decirles que he traicionado su confianza… Decepcioné a mi familia, decepcioné a mi país y me decepcioné a mi misma. Les pido perdón por mis acciones y espero que en sus corazones lo puedan hacer…”, dijo llorando amargamente. Te pillaron Marion, pero…¡Cuántos deportistas se dopan y nunca les pillan!

– Rafa Nadal y Pau Gasol:

He preferido colocar a nuestros dos mejores deportistas juntos, tanto por su conocida amistad como por su similar perfil personal (ambos son personas estupendas).

Empecemos por Rafa, que tras algunos problemas personales y, sobre todo físicos, ha pasado a ser el número 2 del mundo (¡qué vergüenza!)… A veces me impresiona ver lo que la gente dice de él, y comprobar la manía que le tienen algunos tenistas, ex tenistas y aficionados (sobre todo españoles). No hace falta ser muy inteligente ni muy observador para ver que Rafa es especial. Hay algo muy bueno dentro de él y eso, ojalá me equivoque, le va a seguir dando problemas.

En cuanto a Pau, hace poco se “quejó” (en unas declaraciones completamente sacadas de contexto, como acostumbra el diario deportivo Marca) de que recibe pocos balones en su equipo, y que si no fuera porque coge muchos rebotes no tiraría apenas a canasta. Reacción normal a mi juicio por parte de un campeón de Europa, del Mundo y de la NBA ante una derrota en la que su equipo jugó poco con él. En fin, valga una selección de comentarios de los “blogueros” de marca.com, algunos de ellos supongo que publicados con el único fin de sembrar la discordia (atención a la ortografía):
•    Y bueno, Pau, eso pasa desde siempre, empezando por el minibasquet … al compañero paquetón se lo tiene poco en cuenta, no se le pasa el balón por la poca fe que se le tiene … y pasa en cualquier equipo de cualquier categoría. Así las cosas, por qué no habría de pasar lo mismo en los Lakers?.
•    Es lógicocuando se gana todo va bien, en cuanto perdemos ya sale gasol llorando. es que quien es mal perdedor es perdedor siempre
•    Si no contaran los mates que te dan hechos tus compañeros en los tiros de campo, tendrías un paupérrimo 35%.
•    Pau tienes que estar agrradecio que estas en los laker. los lakers ganan tb sin ti anillos que tu no eres la historia de los lakers flipao. y si ganan es por koby no por ti. porq si tu no estuvieses pues tendrian a otro como tu o mejos. Ganaron 3 anillos con oneall ok?

– Michael Jackson: Me van a permitir que recurra nuevamente a Wikipendia, pero es que explican las cosas muy bien: “…en él se mezclaron (como opinó el presidente Barack Obama) el éxito y tristes circunstancias personales. Las exigencias de su profesión, su afán de perfeccionismo y superación, y el acoso de la prensa, fueron factores que unidos a su timidez y sensibilidad extremas, le causaron un estrés y demás problemas de salud que se agravaron en la década de 1990 por problemas judiciales. Toda esta problemática se sumó a los traumas que Jackson arrastraba por una infancia demasiado volcada en el trabajo, y ayudan a explicar su comportamiento extraño y huidizo, sus gustos excéntricos, sus obsesiones y su deterioro físico final. En cualquier caso, su genialidad artística es indiscutible al igual que su éxito a nivel mundial, plasmado en cientos de millones de discos vendidos”. Quizá Michael siempre estuvo demasiado traumatizado, y su comportamiento no era precisamente “el de un buen padre de familia” (sí tuvo siempre, no obstante, el bonito detalle de hacer millonarias donaciones), pero me atrevo a afirmar que era una buena persona y que no hizo ninguna de las cosas horribles que se le imputaron. Buena y débil, por desgracia para él, y por eso, a pesar de lo grande que era, fue reducido hasta la nada. Realmente su muerte ha sido “buena” para agrandar el mito (Michael sigue siendo muy querido después de todo), pero claro, para la persona que había tras de él, fue el fin. No volverá a cantar, ni a componer, ni a bailar, y mientras tanto el niño (ahora ya con pelo en pecho) cuyo padre destrozó a Jackson en los Tribunales, salió llorando hace poco confesando que el cantante nunca había abusado de él, que lo dijo su padre para sacar una indemnización (esto me recuerda algunos casos de responsabilidad patrimonial contra la Administración). En fin, qué lamentable, ese pollo y su miserable padre podridos de dinero, y uno de los grandes de la música fuera de circulación permanentemente.

En fin, ¿y qué relación tiene todo esto con la Administración? Mucha. Muchas muestras hay de avaricia, ira, pereza, soberbia y, sobre todo, envidia. Muchos “malos” atacando y/o desacreditado a “buenos” -por cierto, que los poderes de derecho (el judicial) y de hecho (la prensa) que determinan quién es bueno y quién malo, me dan un poco de miedo-. Muchos ejemplos hay de todo ello. A saber: políticos honestos, leales, poco conflictivos y valientes que, precisamente por eso, son apartados de sus responsabilidades por parte de sus partidos; otros que son falsamente acusados de “corrupción”; otros que aunque tampoco sean unos Santos son utilizados como cabezas de turco de “tramas mayores”; funcionarios extremadamente válidos que acaban pagando las culpas o haciendo la tarea de otros con menos actitud y aptitud pero probablemente más valorados; infinitos casos de mobbing, hacia abajo y hacia arriba; funcionarios, sobre todo habilitados estatales, acosados psicológica e incluso físicamente de una forma mafiosa por algunos sindicatos, políticos, asesores, compañeros e incluso ciudadanos… En definitiva muchas cosas, pero como de todas ellas ya he hablado en numerosas ocasiones (algún amigo/a me dice que “demasiadas”), hoy he preferido hablar de deporte (y de música).

Compartir
Artículo anteriorModificar los “Modificados”
Artículo siguienteIII Curso de Gestión Tributaria y Recaudación (I)
Secretario de la Administración Local, categoría superior. Máster en Nuevas Tecnologías aplicadas a la Administración Pública. Máster en Planificación estratégica. Secretario General del Ayuntamiento de Alzira. Vicepresidente responsable de Nuevas Tecnologías del Consejo General de COSITAL. Miembro del equipo técnico de las Comisiones de Modernización, Participación Ciudadana y Calidad; y de la Sociedad de la Información y NNTT de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Vocal de UDITE (Federación Europea de Jefes Ejecutivos de Gobiernos Locales). Miembro de la RECI (Red Española de Ciudades Inteligentes). Miembro del Grupo de Trabajo del Comité Sectorial para el Documento, Expediente y Archivos Electrónicos de la Administración General del Estado. Autor de numerosas publicaciones. Medalla de la Vila del municipio de Picanya (Valencia). Premio al innovador público del año 2015. Premio NovaGob Excelencia 2015 al mejor Blog (Nosoloaytos).

1 Comentario

Dejar respuesta