Poco a poco el mundo de las licencias informáticas parece perder fuelle entre el sector público. En España parece que la Autonomía más avanzada es el País Vasco, pero hay otras que le van a la zaga. Por ejemplo, Valencia: lleva desde 2009 migrando más de 120.000 ordenadores a un sistema de LibreOffice, lo que le permite un ahorro anual de cerca de millón y medio de euros.

No solo eso. Según podemos leer en muylinux otros Estados también hacen progresos en esta materia. En Reino Unido, por ejemplo, ya han decidido que todos sus documentos oficiales tengan como formato estándar el ODF para compartir o elaborar documentos, mientras que el PDF y el HTML serán los que se elaboren para leer y publicar. De hecho, según los cálculos del ejecutivo británico calcula que el ahorro será de unos 1.200 millones de libras.

Los motivos económicos también han sido los que han llevado a Toulouse, en Francia, a adoptar este tipo de formatos. Economía, pero también acercar las nuevas tecnologías y el acceso público a todos los ciudadanos son las claves que llevan a las Administraciones Públicas a hacer este cambio. Sin duda, un giro que se produce poco a poco y que obligará al resto de competidores a buscar nuevas fórmulas para lograr competir.

2 Comentarios

  1. El nuevo modelo es válido si se adapta el soporte informático que hasta ahora se recibe del sistema clásico de licencias, o se convertirá en un nuevo coto del grupo de funcionarios usuarios de los sistemas abiertos

  2. Hola

    Una noticia buena, aunque tarde, se supone que la eAdministración ya hace mucho tiempo que debía instaurarse en todos los ayuntamientos. Algunos lo tienen, pero otros muchos no. Como otras cosas, en España se llega tarde. Hay que ponerse las pilas.
    Felicidades por el blog, también en agosto, en muchos otros no se publica en estas fechas y es tiempo para poder contrastar e informarse.

Dejar respuesta