Las administraciones españolas podrían reducir el coste de sus actividades administrativas en un 15%, lo que supondría un ahorro de 13.000 millones de euros, gracias a la utilización de tecnologías Big Data, según un estudio elaborado por la consultora McKinsey recogido por el Foro para la colaboración Público-Privada TIC (CPP-TIC) recogido por Europa Press.

En un comunicado, esta organización subraya que las palancas que facilita Big Data, tales como una mayor transparencia y la aplicación de herramientas de análisis avanzado, ofrecen al sector público un potente arsenal de estrategias y técnicas para incrementar la productividad y alcanzar mayores niveles de eficiencia y eficacia.

Según la directora general de Foro CPP-TIC, Beatriz Juliá, “como consecuencia de que las tecnologías Big Data son emergentes y disruptivas, hacen que se genere un nuevo terreno de actuación en el que se hace imprescindible la colaboración del sector público y el privado, asumiendo cada uno de ellos, la aplicación de las tecnologías y la gestión de las mismas”.

Por su parte, el presidente de la Fundación Big Data, Francisco  Javier Antón Vique, ha añadido que “los retos más importantes a los que hay que hacer frente a corto plazo son la formación de ingenieros de datos con conocimientos específicos para este tipo de proyectos y la disponibilidad de infraestructuras de procesado eficientes que posibiliten la extracción de valor”.

No hay comentarios

Dejar respuesta