Entrevista a Eduardo García de Enterría

4

Entrevista a Eduardo García de EnterríaEduardo García de Enterría es uno de los más destacados juristas españoles, Catedrático Emérito en la Universidad Complutense de Madrid, Premio Principe de Asturias en Ciencias Sociales en 1984,  Doctor Honoris Causa por las universidades de París-Sorbona, Zaragoza, Mendoza (Argentina), Nuevo León (México), Benito Juárez de Durango (México), Valladolid, Bolonia (Italia), Carlos III de Madrid, Cantabria, Externado de Colombia, Oviedo, Santiago de Compostela, Guadalajara (México) o Málaga. Fue el primer juez español del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y Letrado del Consejo de Estado.

esPublico: Hemos de reconocer que la oportunidad de entrevistarle es todo un privilegio no exento de cierta timidez ante su brillante trayectoria profesional. Su aportación al mundo del derecho es ampliamente reconocida, tanto en el mundo de las ideas como por los discípulos que ha formado ¿De cuál de sus aportaciones se siente más satisfecho o, dicho de otra manera, con cuál de ellas le gustaría ser identificado? 

Eduardo García de Enterría: Yo he tenido la gran fortuna de trabajar en una materia siguiendo una vocación resuelta. Comenzamos un pequeño grupo de muchachos sacando la «Revista de Administración Pública» en 1950, hace ya más de 58 años. Ninguno de los jóvenes que logramos primero sacar y luego, sobre todo, asentar esa publicación, en la que se ha visto por muchos el origen del Derecho Administrativo contemporáneo, no éramos ni siquiera doctores, no ya catedráticos; esto último yo no lo fui hasta finales de 1956. Entonces mi vocación estaba ya asentada definitivamente y es ella, claramente, la que me ha mantenido en la ilusión de trabajar. En este trabajo he tenido, además, la suerte de tener un grupo de discípulos sucesivos, que llegaron a ser Catedráticos de Derecho Administrativo, y que hoy superan (ya contando los discípulos de discípulos, y aun en tercera y hasta alguno en cuarta generación) los 60. Lo más grato de esto es que todos continuamos fraternalmente unidos; desde hace más de 30 años nos reunimos todos los años en algún sitio agradable con nuestras mujeres en el mes de junio (éste acaba de ser en el Parador de Turismo de Cangas de Onís, Asturias) y aún tenemos otra reunión menos formal en común en Navidad. Uds. me preguntan que con cual de estos trabajos (el puramente intelectual de publicar libros y artículos o el de haber formado tantos profesores que se proclaman generosamente mis discípulos) me siento más satisfecho o más identificado. Yo me atrevo a decirle que con las dos simultáneamente, pues entiendo que los dos son facetas de una misma cosa, en el fondo. 

esPublico: Nuestros lectores son todos ellos profesionales de la Administración Local, en su mayoría Secretarios o Interventores, con su problemática específica ¿Cómo valora y qué consejo daría a este tipo de profesionales en su día a día? 

Eduardo García de Enterría: Creo firmemente que una de las innovaciones más importantes de la legislación local en el siglo XX fue la creación de los Cuerpos Nacionales por la Dictadura, que permitió, a la vez, que las Corporaciones Locales pudiesen contar en toda su extensión con unos técnicos jurídicos y económicos bien acreditados y liberar a esos cargos del caciquismo local, que hasta entonces los había rebajado y disminuido, en demérito de la eficacia de gestión de esas Corporaciones. Entiendo que estos funcionarios son una pieza clave en la actual Administración Local y siento por sus miembros respeto pleno y en muchos casos sincera admiración.
  
esPublico: ¿Cree que la progresiva cesión de competencias del Estado en favor de las Comunidades Autónomas se puede traducir en una pérdida soterrada de autonomía local, al tiempo que está sin resolver el problema de la suficiencia financiera local?

Eduardo García de Enterría: El problema de la articulación entre las competencias de las Comunidades Autónomas y las propias de la Administración Local está planteado y debe ser abordado más explícitamente por la legislación básica estatal. Es un hecho acreditado la enemiga de las Comunidades Autónomas a las Diputaciones Provinciales, como demostraron los intentos de las Generalitats catalana y valenciana de suprimirlas, supresión que impidieron sendas Sentencias del Tribunal Constitucional, basándose en que las Diputaciones están impuestas por la Constitución. La situación actual de las Diputaciones en las Comunidades pluriprovinciales es débil y muy limitada, lo cual yo creo que es de lamentar. Reducir su función a auxiliar a los Ayuntamientos, como se tiende, me parece un error grave. Yo creo firmemente en su futuro, articulándose con las Comunidades Autónomas. No hay que decir de los municipios, esenciales e insustituibles. 
 
esPublico: El creciente intervencionismo de las Administraciones Públicas en la vida de los ciudadanos ¿Más allá de la solidaridad social puede inducir al fin una «desresponsabilización» de estos, que siempre reclaman la solución de sus problemas a la Administración?
 
Eduardo García de Enterría: Entiendo que no es propiamente la Administración, con su desarrollo propio, la que determina una intensificación del intervencionismo administrativo en la vida de los ciudadanos, aunque ello ocurra algunas veces, sino que son los ciudadanos los que suelen demandar y a veces impulsar ese intervencionismo. Pero también creo que la sociedad española actual tiene cada vez más una vitalidad nueva, que la lleva (con el respaldo, además, de la Europa comunitaria) por sí sola a autoorganizarse y a rechazar el intervencionismo excesivo o abusivo. Soy, pues, optimista en cuanto al problema que su pregunta plantea. 

esPublico: ¿Qué opinión le merece la «evaluación del desempeño» que prevé el artículo 20 de la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público, y su aplicabilidad a la Administración Local, especialmente a los municipios de menor tamaño? 

Eduardo García de Enterría: No sólo es posible, sino que el principio de seguridad jurídica es también una imposición de la Constitución, art. 9.3. Es verdad que estamos en todos los países -no sólo en España, pues- en una época de «Leyes desbocadas». Debemos luchar contra esa clara disfunción política, pero no creo que esta lucha pueda tener pronto resultados espectaculares.

esPublico: Desde su dilatada experiencia en diversas responsabilidades ha podido observar y participar activamente en la evolución jurídico-política de nuestro país ¿Se atreve, en este sentido, a describirnos su visión para el futuro? 

Eduardo García de Enterría: Se ha dicho que nuestra sociedad occidental es, toda ella, una «sociedad de riesgo». Frente a ese riesgo generalizado no cabe sino acudir al principio de responsabilidad (que respecto de los poderes públicos también impone el art. 9.3 de la Constitución), y por tanto a una extensión de esa responsabilidad en todas las esferas (política, civil, administrativa, penal). No veo, en ese sentido, que el futuro pueda preocuparnos demasiado en esta materia. 


Safe Creative

4 Comentarios

  1. Espléndida entrevista al Maestro, no sólo de sus discípulos formalizados y Catedráticos sino de muchos otros que conseguimos iniciarnos en tan compleja disciplina. Solo señalar que los tiempos de «leyes desbocadas» a que alude, se agravan por momentos y que resulta difícil para profanos y expertos determinar no solo el derecho vigente, sino cúal es su interpretación y su aplicación en un Derecho Administrativo fragmentado y con aristas´.

Responder a yo Cancelar respuesta