La Robótica en la Administración.- ¿También, algún día, en la Toma de Decisiones?

2

La Robótica en la Administración.- ¿También, algún día, en la Toma de Decisiones?La Administración electrónica, sin duda alguna, será el gran reto y desafío para todas las Administraciones Públicas en el Siglo XXI y venideros.-

Las comunicaciones electrónicas entre administradores y administrados terminarán por sustituir el viejo y sufrido papel, reciclado o no, como medio habitual de relación y contacto entre políticos y ciudadanos.

Las ventajas serán indudables, por una parte, nuestros bosques y maltratado medio ambiente sentirán un fuerte alivio al disminuir las necesidades de papel para fines burocráticos y por otra, el consumo de carburante se verá notablemente disminuido en nuestros  desplazamientos.-

En efecto, tranquilamente, desde el dulce hogar, tomando café, los ciudadanos, desde su portátil, contactarán con su Ayuntamiento, con la Consejería, con el Ministerio, con el Juzgado, en tiempo real, incluso sábados, domingos, festivos y días de guardar, haciéndole llegar, por las autopistas de la información, sus solicitudes, peticiones, quejas, recursos, reclamaciones, pago de tributos, sugerencias y porqué no, hasta incluso elogios y felicitaciones.-

(Eso sí, todas ellas, comunicaciones electrónicas y telemáticas, sin nada de celulosa)

También, sorpresiva e inesperadamente, en casa, tomando café, al abrir la página del correo electrónico, en su portátil, los ciudadanos podrán recibir desagradables sorpresas, vía telemática, de haber sido embargados, multados, expropiados, denegadas sus peticiones, rechazados sus recursos.- (eso se llama, empezar con mal pie, el día).-

Indudables ventajas, también, para los funcionarios y empleados públicos que, desde su respectivo domicilio, podrán realizar sus tareas y funciones electrónicas, eso sí,  y aunque ya no tendrán que fichar, guardando esas fastidiosas colas en aquel artefacto temporizador, situado en aquel pequeño rincón de la Casa Consistorial, si tendrán , en su hogar, nada mas que despertar, pulsar a las 8,00 horas, hora peninsular, 7,00 horas, en las Islas Canarias, el botón correspondiente de su PC de sobremesa, como diciendo:

“buenos días tenga Vd., D José, estoy listo para trabajar, electrónicamente hablando.”

Es necesario aclarar, aunque está publicado en el BOE, que D José es el Jefe actual del Departamento de Supervisión de la Oficina de Coordinación de medidas de prevención y erradicación del cambio climático terrestre del Ministerio de Medio Ambiente.

Pero no nos olvidemos de nuestros mandos naturales, de  nuestras autoridades, de quienes toman por nosotros las decisiones que diariamente nos atañen, del poder establecido, porque, también, ellos, cansados de ser los protagonistas de la prensa diaria, candados de ser censurados, criticados y vilipendiados, un día sí y otro no, por periodistas, miembros de la Oposición y ciudadanos, tuvieron cierto amanecer, la feliz idea de encargar a prestigiosos sabios y científicos del Imperio del Sol Naciente (Japón) la construcción de avanzados robots y aparatos cibernéticos de ultimísima generación.-

En la memoria de dichos ingenios tecnológicos, dichos sabios y científicos tendrían que almacenar todo tipo de Leyes, Reglamentos, Decretos, Órdenes, Instrucciones, Circulares y recomendaciones emanadas del Estado, de la Unión Europea, de las Comunidades Autónomas, reglamentos y ordenanzas municipales, decretos y bandos de los Alcaldes, así como todas las sentencias, autos y providencias de Tribunales, Jueces y magistrados.

A renglón seguido, en el disco duro o durísimo de dichos asombrosos artefactos, esos raros y enloquecidos  sabios y científicos almacenarían todos los millones y trillones de escritos, peticiones, solicitudes, recursos, quejas, reclamaciones, demandas, denuncias, querellas y otras cuitas e inquietudes de los sufridos consumidores, contribuyentes y ciudadanos todos/as.-

Por fin, nuestros cansados y angustiados políticos, ministros, consejeros, diputados, senadores, alcaldes, concejales y concejalas podrían descansar y respirar tranquilos, ya no habría miedo a equivocarse y a ser censurados, las decisiones serían las acertadas porque serían fruto de complejos cálculos y combinaciones matemáticas y electrónicas, de complicadas ecuaciones y logaritmos y las quejas y reclamaciones, si las hubiere, tendrían que ser dirigidas al maestro armero, a la Administración electrónica, elevada a su enésima potencia y encarnada en la nueva súper computadora “DEEP BLU PÚBLICA”, pariente por afinidad que no, por consanguinidad, de aquel espectacular maquinón ajedrecístico que asombró al mundo, llamado “DEEP BLU”.

Demos la bienvenida, pues, a los nuevos tiempos de la electrónica, ya que corren, malos tiempos, para la lírica.

2 Comentarios

Dejar respuesta