Peligroso monopolio

0

Peligroso monopolio

Con el atrevimiento del ignorante en eso de las nuevas tecnologías, pero como disfrutador de ellas o sufridor diario de ellas, he podido asistir este último tiempo, sin el más mínimo interés, he de reconocerlo, al lanzamiento del nuevo sistema operativo Windows Vista. El lanzamiento fue a bombo y platillo porque salió hasta en los telediarios. Me quedó la idea, de las noticias difundidas, que ahora todo iba a ser mucho más maravilloso, más intuitivo y no sé cuántas cosas más. Parece que, como sistema operativo que es, va a tener que soportar todos los nuevos programas en lo sucesivo. Mirando un poco por aquí y un poco por allá, leí en esta dirección un artículo titulado “Europa, Vista y software de seguridad” se plantea el autor si se atreverá la Comisión Europea a poner límites a lo que pueda integrar Microsoft en Windows Vista. Se plantean al parecer problemas de sistemas de seguridad, posibilidades capacidad de generar documentos PDF (o en formato XPS como alternativa a PDF) y a la integración el buscador en internet en Explorer 7. Señalaba el autor que la Comisión Europea ha dicho que “es responsabilidad de Microsoft, como actor casi monopolístico, asegurar el cumplimiento total de las reglas de competencia de la UE, en particular la prohibición de abusar de una posición dominante". Compañías como Panda o Symantec están ya al parecer protestando por entender que Microsoft está favoreciendo la integración de sus “one Care” y “Windows Defender” (no sé qué son esas cosas) en Vista, de manera que contaría con ventaja respecto a productos de la competencia en una repetición del caso "Explorer vs Netscape”. El sistema no permite al parecer tampoco descargar y guardar los videos. Pues qué bien. 

Como he dicho antes reconozco que soy lego en el asunto, pero si no he entendido mal los comentarios de los informáticos que he oído estos días, ya no va a haber posibilidad de instalar XP porque no se venderá; habrá que instalar Vista por fuerza y habrá cuatro posibilidades entre profesionales y domésticas y por supuesto de más o menos pago. Y si instalamos Vista, porque no nos quedará más remedio, habrá que adquirir al parecer el Office 2007 porque los anteriores no van a ser muy amigos del nuevo sistema o habrá que hacer (el que sepa) extrañas movidas. Y el Vista no permite al parecer copiar con la facilidad con que ahora se puede hacer. Bien, toda una maravilla, un ejemplo de lo que es puro monopolio. He preguntado y me han dicho que al parecer Linux no permite utilizar muchos programas creados bajo Windows, por lo tanto habrá que estar a lo que mande Mr. Gates. O ¿qué debemos hacer?. Como he dicho que no sé mucho el asunto desde  aquí pido si es posible que alguien, con palabras que podamos entender los analfabetos digitales, nos pueda decir:

  1. Qué se puede y qué no se puede hacer con Vista.
  2. A qué se nos va a obligar con el nuevo sistema. En dinero y en asistencia informática para los tontos.
  3. Qué soluciones se están planteando.

La apresurada conclusión que puedo sacar es que existe una evidente práctica monopolística mundial que tiene varios gravísimos inconvenientes:

  • Los precios los fija el que controla el monopolio.
  • Lo más grave desde mi punto de vista: el mundo-mundial está en manos de una compañía, Microsoft, de Bill Gates, que puede decidir lo que le venga en gana. Cuando pienso que todo, absolutamente todo el sistema económico mundial se sostiene sobre sistemas informáticos y que el 95 % de ellos son los que Microsoft deciden, me sube un sudor frío  por la espalda. Porque, además de ganar dinero a espuertas, hecho contra lo que nos podemos meter menos porque el sistema es así, podría un día decidir boicotear la economía y provocar un caos total y absoluto.

Sí, puede ser ciencia-ficción pero me recuerda las películas de “OO7” en las que éste tiene que luchar a brazo partido contra el Doctor No, que quiere destruir la tierra si no se le paga no sé cuantos trillones de dólares. Al final nuestro héroe James Bond, siempre gana en una titánica lucha final y uno se va contento a casa. Me puedo imaginar al Doctor No difundiendo por la red un virus o un fallo del sistema irreparable  contra lo que no se pueda hacer nada y que bloquee teléfono, centrales eléctricas, sistemas de defensa, transacciones bancarias, gestión de hospitales, aviones, trenes… ¿o es demasiada ciencia-ficción? Creo que la Comisión Europea debería preocuparse no sólo del monopolio en lo económico, sino también en asegurar que el sistema económico mundial pueda seguir funcionando. ¿Sería muy difícil financiar a un ciento de los mejores informáticos europeos para que se desarrolle un software seguro y si es posible libre? Esperemos que los crackeadores espabilen pronto, puede que nos hagan un bien y sean los nuevos James Bond. 

Compartir
Artículo anteriorEl Justicia de Aragón
Artículo siguienteNuevas Formas de Democracia
Ignacio Pérez Sarrión es Licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia en el año 1980 y Funcionario con Habilitación de carácter Estatal, perteneciente a las subescales de Secretaría-Intervención y Secretaría de Categoría Superior. Actualmente ejerce en el Ayuntamiento de Torres de Berrellén (Zaragoza).

No hay comentarios

Dejar respuesta