5 Comentarios

  1. Interesante y oportuna reflexión de Ignacio sobre la evolución sociológica derivada de la evolución tecnológica. No cabe duda de que las posibilidades de las tecnologías son estratosféricas, en especial de Internet, y obviamente dichas posibilidades, por su inmensidad, presentan tanto beneficios como peligros. Una sociedad inteligente debe poner el acento en los primeros (somos unos privilegiados por disponer de tanta información) , y protegerse de los segundos, lo cual no es nada fácil. El legislador y las distintas AAPP tienen mucho que decir al respecto, pero encontramos la dificultad de que la evolución sociotecnológica va siempre por delante del Derecho. El primer control, no obstante, es el autocontrol, basado en los valores y en el sentido común. Una aplicación personal, familiar o social de los mismos evitaría desde delitos informáticos (comenzando por el pishing, quizá el más frecuente), hasta el consumo de pornografía o violencia por parte de menores , pasando por la abolición de los comentarios repletos de descalificaciones personales y faltas de ortografía, y por la protección de datos y de los derechos de autor (por cierto, qué alegría que haya muerto el canon). Existe una relación directa entre ética y ciencia, a todos los niveles, y en estos parámetros debe avanzar la sociedad.

    • Voy a ver si se me permite opinar aquí sin censura o si se mantiene la Dictadura de la «corrección política».

      Yo no veo una relación directa entre ética y ciencia (quien la vea que me la explique). Tampoco veo nada respetables unos «valores» y un «sentido común» que tomen como malo el consumo de pornografía o violencia (no sé por qué los bienpensantes suelen juntar ambas palabras) y no la violencia misma.

Dejar respuesta