Tomatinas, petardos, vacas y otros divertimentos (I)

1

cipotegato tarazonaDe nuevo se nos presenta, presumiblemente caluroso como siempre y nos volveremos a sorprender cuando cada día la prensa ofrezca de nuevo  las crónicas de las diversas festividades locales que circundan el hogar patrio con sus más que originales actividades. En muchos casos esperpénticas, en otras estúpidas y en otras francamente peligrosas. Veamos algunos ilustrativos ejemplos.

En Buñol (Valencia) organizan la mundial con la llamada “Tomatina”. En 2010 se dijo que participaron unas  45.000 personas, acudieron las televisiones de los cinco continentes. Noticia de toda la prensa nacional y de mucha internacional. ¿Por qué es noticia? Pues supongo porque toda esa gente dándose de tomatazos llama algo la atención. Los hispanos parecemos acostumbrados a estas cosas de hacer el cafre, pero a los anglosajones, nórdicos y japoneses les sorprende ciertamente estas jacarandosas libertades. Y todo parece, históricamente, que lo de los tomates empezó por una gracieta de unos cuantos chavales del pueblo.También lanzan tomates en la fiesta del “Cipotegato» de Tarazona, una fiesta que ha sido declarada recientemente de interés turístico nacional. Según dicen ellos de sí mismos, de gran valor emocional e histórico. Sale el emocionado ciudadano turiasonense convenientemente disfrazado desde la Casa Consistorial de Cipotegato, momento en el que es esperado por miles de personas que concentradas en la Plaza de España, y gritando “¡cipote!” y le lanzan miles de kilos, (se calcula que 18.000) de tomates.

En Elche (Alicante) y en general en todo el Levante es tradicional el petardeo cohetero. La “Nit de l’Alba” en Elche (o Elx) consiste en una especie de batalla de petardos borrachos. En 2010 año la “fiesta” dejó unos 70 heridos. No está mal. La misma fiesta se desarrolla en muchos pueblos y ciudades de la Comunidad Valenciana, por ejemplo la “cordà” de Beniparrell, la de Paterna. Heridos en todas ellas. Más risas, qué juerga. Y mascletás a tope, ruido ensordecedor, pérdida de audición si la cosa se prolonga y mucho olor a pólvora.

No es necesario hacer mención a los Sanfermines de Pamplona que tanto deben a Welles y Hemingway. Gente de todo el mundo, americanos, australianos, europeos etc  acuden a correr delante de los toros de buena mañana, sin dormir prácticamente y tras una noche bien regada de riojas y otros caldos en abundancia. Y se retrasmite por la tele. La noticia es si el encierro ha sido peligroso o no, cuánto ha durado y cuántos heridos hay cada día, ensalzándose la eficiencia de los servicios de emergencia. Espectáculos con bóvidos, muchísimos y por toda la geografía, de las formas más imaginativas: «bous al port» de Jávea, Vinaroz y otros pueblos, la risa es que caigan cuanto antes al agua tanto los mozos como el toro. Y toros en variadísimas especialidades,  toro de fuego, toro ensogado, fútbol-vaca (jugar un partido de fútbol con una vaquilla circulando por el terreno de juego) etc. O los alanceados en el Toro de la Vega de Tordesillas que consiste en perseguir a un astado por el campo y arrojarle lanzas hasta que deja de existir, todo un ejemplo de delicadeza.

Fiestas de la Cabra en Manganeses de La Polvorosa cuya gracia consistía en la tradición de lanzar una cabra por el campanario de la Iglesia hacia una lona sujetada por los hombres del pueblo para que la cabra no se matase. No se mataba, pero se llevaba un susto de muerte.

En la localidad española de Castrillo de Murcia, en Burgos, con motivo de la celebración cristiana del Corpus Cristi, unos ciudadanos se disfrazan de “el Colacho”. Investigando,  una figura que representa al parecer al demonio. La gracieta en esta ocasión es saltar sobre hileras de bebés nacidos en el último año. Una tradición pagana que dicen que data de 1620 y sirve por lo visto para limpiar el alma de los niños y purificarlos. Toma ya. Peligrosillo si al mozo vestido de rojo y amarillo le falla el salto y cae accidentalmente sobre un bebé. Parece ser que hasta ahora no ha pasado, pero la suerte es caprichosa… Dicen que nunca ha habido un accidente; esperemos que la suerte les siga acompañando durante mucho tiempo. Una risa, vamos (aunque peor es lo que hacen en el oeste de la India donde se lanzan niños desde una torre (puede verse con grabación incluida en http://www.nopuedocreer.com/noticias/682/tradicion-hindu-lanzamiento-de-ninos-desde-una-torre/) Parece ser que con eso consiguen salud y prosperidad para sus hijos. Naturalmente son recogidos en una lona al efecto. No sé si de mayores tendrán ese tipo de recurrente sueño de que uno se cae por un precipicio…

CONTINUARÁ…

1 Comentario

  1. Es de recalcar la celebridad alcanzada por el toro RATÓN, cuyos méritos radican en haber matado a un hombre y a otro dejarlo tetrapléjico.
    Debido al peligro que tiene, en los encierros de plaza se lo rifan, y su contratación ha alcanzado cifras inauditas en el mundo del toro.
    Un experto que conozco tuvo ocasión de verlo y comentaba que, en efecto, el bicho estaba ya más que «resabiado», se las sabe todas y alguna más. Amaga para engañar al incauto, sus acreditados y cotizados cuernos van directos a buscar los cuerpos de los lidiadores, y entre todos ellos, al del más débil y desprevenido.
    Bueno, siempre podrá encontrarse alguna partida en nuestros depauperados presupuestos para amenizar con su presencia a los conciudadanos durante las próximas fiestas patronales.

Dejar respuesta