Crisis y Calendarios Políticos

1

Crisis y Calendarios Políticos La crisis condicionará el campo de juego de nuestros actores políticos. La imagen y valoración del gobierno Zapatero comienza a erosionarse. Son cada día más los que sospechan que tras las palabras hermosas del presidente no existe un proyecto de gestión que cimiente el futuro. El PP –que ha subido – ya le iguala en intención de voto. Hasta aquí, el guión conocido. Avancemos a continuación algo más. Dado que la crisis aún durará un tiempo – sobre todo en desempleo, ya que la actividad económica comenzará a recuperarse antes de lo que nos pintan los augures -, el desgaste del gobierno continuará durante los próximos meses. El PP se siente fuerte en materia económica y de empleo, dado que el balance de su gestión pública en esta materia fue muy positivo. Para el imaginario colectivo, la derecha es mejor gestora y la izquierda más social. La realidad tiende a parecerse a eso, sin que profundicemos en debates filosóficos sobre lo que podemos entender por social, por derecha e izquierda.

La estrategia de la oposición, por tanto, está clara. Debe golpear al gobierno por donde más daño le hace, en su ineficacia frente a la crisis. A corto plazo, le irá bien. Pero no debe olvidar que esta dinámica tiene dos puntos flacos. Primero, que la simple crítica agota al mensajero. ¿Dónde están las soluciones alternativas? Los equipos de Rajoy deben devanarse los sesos construyendo una alternativa económica sólida y creíble, lo que hasta ahora no ha conseguido. El segundo punto débil es el tiempo de duración de la crisis. De no mediar anticipo, las próximas elecciones acaecerán allá por el 2012, cuando – con casi toda probabilidad – el mundo haya iniciado una nueva etapa de crecimiento. Zapatero sabe que su única opción de revalidar las urnas es aguantar el chaparrón hasta que la crisis amaine. Los viejos del lugar recuerdan que tras la tempestad regresará la calma, y que lo único que tienen que conseguir es mantenerse a flote en el barco, por muy zarandeado que se sientan en estos momentos de turbulencia. La parroquia, angustiada por las penurias, aplaudirá al partido que lidere España en el momento de la recuperación. La memoria es débil y tenderá a creerse aquello que nos contarán: “La recuperación ha llegado de nuestras manos y gracias a nuestra acción social hemos atenuado el dolor a millones de familias”. Si Zapatero logra llegar al 2012 puede ganar las elecciones, si las celebra en 2010 las perdería. La previsible recuperación trituraría el discurso de oposición del PP, por lo que debe desarrollar otras alternativas de discurso. Por importante que sea la actual crisis, no puede dejarse obsesionar por ella al punto de otorgarle el monopolio de sus afanes.

Zapatero se ha desvelado como un pésimo gestor económico. Pero tiene un fino olfato político que le lleva a saber hacia dónde debe caminar. El caso es que los otros lo dejen. Carece de la mayoría parlamentaria suficiente para garantizar la estabilidad a sus presupuestos. Sabe que tiene que conseguir aliados, ahora que el PNV ha salido en estampida y que IU, tras lo de Rosa Aguilar, se la tiene jurada. ¿Quién le queda? Pues como siempre, los catalanes. CiU volverá a convertirse en árbitro. Lo veremos en este próximo debate sobre el estado de la Nación.

Comienza la partida de ajedrez. Ganará quién mejor domine los calendarios. ¿Y quién es el maestro? Pues juzgue usted mismo.

1 Comentario

  1. Cuando, siendo optimista, en los próximos 15 meses se pierdan 1.300.000 puestos de trabajo más, cuando los colchones que sirven para amortiguar los golpes se hayan pinchado, cuando las prestaciones y subsidios no contributivos se hayan generalizado y no haya con qué financiarlos, cuando la presión existente en las casas se extienda a la calle, cuando la inseguridad ciudadana se agrave, cuando la pugna entre españoles e inmigrantes en un entorno de escasez se acentúe, veremos de que madera (quizás serrín) está hecho nuestro ínclito y nunca bien ponderado Presidente.

    Veremos si te sigue funcionando lo de echar balones fuera, lo de no admitir responsabilidad alguna en la madre de todas las crisis y la abuela de todas las burbujas.

    Veremos si seguimos tragando con que todo ello deriva de lo de Irak, de los neocon bushianos y de las políticas neoliberalistas del bigotes; sobretodo en materia de suelo; porque asumiendo que ésta fuese nefasta ¿ a que chorras nos hemos dedicado para neutralizar sus perversos efectos, más allá de pasear por los 7 mares el orgullo de haber llevado a España a lo más alto y a fardar de echarle el aliento en el cogote a italianos, alemanes y franceses en materia de PIB ?

    ¿ Cuando han ganado más pasta los banqueros que en estos años ?

    ¿ Cuando una reforma fiscal ha sido más beneficiosa a las actividades especulativas ?

    ¿ Cuando se han alargado hasta 50 años los plazos de amortización de las hipotecas para primera vivienda ?

    ¿ Que sentido de Estado tiene quien permite que de septiembre de 2008 a diciembre de 2008 se incrementen en más de 200.000 los permisos de trabajo y residencia a extranjeros, en franca recesión del mercado de trabajo ?

    ¿ Tú comes mucho PIB Jose ?, o haces como yo: comer legumbre, verdura, carne, pescado, etc… ¿ Que es el PIB si no está distribuido con cierta justicia y sensatez ? Más PIB tienen los chinos, hagamos como ellos cobremos poco, trabajemos mucho y no demos por donde amargan los pepinos, ¿ verdad Jose ?

    No Jose, no, a mí no me embaucan tus ojitos, ni tus hoyuelos, ni tu sonrisa, ni tu talante, ni tu obamofilia oportunista, ni tus continuas sandeces preescritas por una cohorte de asesores apesebrados, pues tu falta de visión, de perspectiva, de estrategias para el medio y largo plazo desembocan (apuesto doble contra sencillo) en un adelanto electoral (otoño 2010) tras el que serás referenciado en todos los libros de historia política del mundo mundial como antítesis del buen gobierno, Pepelu de mis entretelas, y a unos cuantos años durísimos para una sociedad que si peca de algo es de ingenua, de acomodada y de no tener más mala leche con la clase política.

    A sus pies Sr. Presidente, salude a su señora de mis partes.

Dejar respuesta