El Fragmentado Proceso de Integración de los Secretarios-Interventores

6

El Fragmentado Proceso de Integración de los Secretarios-InterventoresLa reforma del régimen de la habilitación nacional, ahora “de carácter estatal” como todos sabemos, introducida y propiciada a través de una Disposición Adicional (la 2ª) del EBEP (Ley 7/2007, de 12 de abril), conduce a que cada Comunidad Autónoma apruebe sus propias normas sobre el régimen jurídico de los funcionarios de habilitación estatal según la ubicación de la entidad local donde se presten servicios. En ello está la mayoría de Comunidades Autónomas (Cataluña y Galicia ya lo han hecho). Resulta contradictorio que un grupo de funcionarios, que se dicen de “habilitación estatal” (nacional), se encuentre fragmentado a su vez en diecisiete subgrupos, según sea la Comunidad donde nos encontremos. Cada uno con un régimen diferenciado. Y cada uno de ellos seleccionado por cada Comunidad Autónoma de acuerdo a procesos distintos (aunque con un “mínimo común estatal”). Esto no es un juego de palabras, aunque pudiera parecerlo, sino el resultado de una fragmentación de un Cuerpo antes estatal, y que ahora ya no se sabe bien qué puede ser.

Una de las múltiples cuestiones que aquí se plantean, y sin entrar en los procesos selectivos que se van sucediendo en cada Comunidad Autónoma, es el de la olvidada integración de los funcionarios de Secretaría-Intervención que, tras el macro-concurso-proceso estatal de 2005, aún quedan. Entre ellos, los de la última promoción de Secretaría-Intervención clasificados aún en el Grupo B. Bueno, ahora Grupo A2. Al convocarse el proceso de 2005, estos funcionarios no llevaban aún, y lógicamente, los dos años de antigüedad que se requerían para participar en el mismo (exigencia de dos años que parece recordar a una promoción interna, o no se sabe realmente qué). Tras finalizar aquel proceso, quedaron aquéllos como “no integrados”, a la espera de la próxima convocatoria que les permitiera superar aquella exigencia temporal. Pero el EBEP ha determinado la fragmentación de este Cuerpo de funcionarios, y con ello a su vez la fragmentación del proceso de integración. Igual que cada Comunidad Autónoma convoca ahora las plazas de habilitación estatal, cada Comunidad Autónoma convoca el proceso de integración de los funcionarios Secretarios-Interventores que aún resten, a su voluntad. Aragón muy recientemente lo ha realizado mediante la ORDEN de 24 de marzo de 2009, del Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior, por la que se convoca concurso para la Integración en el grupo A, Subgrupo A1, de los funcionarios pertenecientes a la Subescala de Secretaría-Intervención de la Escala de Funcionarios con Habilitación de carácter Estatal. A diferencia de los procesos selectivos que vienen convocando las Comunidades Autónomas (donde hasta ahora al menos permiten presentarse a todos los ciudadanos del Estado español), en este proceso de integración se requiere:

a) Estar en posesión del título académico de Doctor, Licenciado, Ingeniero, Arquitecto o equivalente.
b) Contar con un mínimo de dos años de antigüedad en la subescala de Secretaría-Intervención y estar actualmente en servicio activo en alguna Administración Pública aragonesa. Para la determinación de la antigüedad de los aspirantes, a estos efectos, se tomarán en consideración tanto los servicios efectivos prestados en la subescala, como los períodos temporales durante los cuales aquéllos hubieran ostentado la condición de funcionarios en prácticas en la misma, o se hubieran hallado en situaciones administrativas distintas del servicio activo que, según la normativa legal vigente, resulten computables a efectos de antigüedad.

Lo de estar actualmente en servicio activo en alguna Administración Pública aragonesa, es un nuevo requisito (el autonómico) que se añade para este proceso integrador. De modo que al resultado del (desigual, consideramos) proceso estatal anterior, se añadirán los resultados de cada Comunidad Autónoma, distintos en el tiempo, y convocados a conveniencia. Ello tiene sus efectos (por ejemplo, en cuanto a los trienios). La desigualdad que se va a generar es clara, pues dependerá en la Comunidad Autónoma en la que se encuentre el Secretario-Interventor de turno para que se integre antes o más tarde (o tal vez ni siquiera se integre) en el Grupo A1. Y supongo que el proceso de integración en sí también variará (en Aragón, la  prueba selectiva, de carácter presencial, consistirá en la contestación a un cuestionario tipo test de 30 preguntas, con cuatro respuestas alternativas cada una, siendo sólo una de ellas la correcta, en relación con las áreas de conocimiento de recursos humanos en las entidades locales, contratación administrativa, haciendas locales y urbanismo).

Sencillamente, este proceso de integración fragmentadora, que entiendo es irreversible, considero que no hay quien lo entienda, que conlleva efectos desconcertantes, y que no es igualitario. Sin más.

Compartir
Artículo anteriorDoble fila
Artículo siguienteCifras de Escalofrío
Rodrigo J. Ortega Montoro es Funcionario con Habilitación de Carácter Estatal, perteneciente a las subescalas de Secretaría-Intervención, y Secretaría (categoría de Entrada). Técnico de Administración General del Ayuntamiento de Granada. En la actualidad, es Secretario del Ayuntamiento de Bailén (Jaén).

6 Comentarios

  1. la verdad yo no entiendo que se haga toda esta tonteria… no seria mejor determinar que si son licenciados (o superior) se les integre directamente? Y eso que a mi no me afecta, que yo soy de los nuevos y ya del a1, pero no veo logico el tema… en fin, como siempre un autentico desgobierno lo relativo a los habilitados

  2. Es todo un desproposito. Unas pruebas para las mismas funciones que se vienen realizando. Un solo cuerpo ( unidad funcional) con dos grupos.Una misma licenciatura que ahora no es suficiente y si lo fue para los antiguos secretarios de segunda para integrarse automaticamente. Numerosos cuerpos que se integran solo acreditando titulo e incluso » para distintas funciones» y no las mismas como es la Secretaria Intervención.
    Srs. tribunales… como nos piden » que verifiquemos una vez mas nuestra capacidad»… no la hemos justificado mas que sobradamente….

  3. Así se podría decir -en latinglish- a ejemplo y semejanza del anuncio conocido de Tv (aunque -en propiedad y con rigor- hubiera que decir «Be water my friend», que en el fondo también valdría, pues indicaría lo que no nos queda mas remedio que hacer: acomodarnos a lo que hay -statu quo-, al menos hasta que en su día hable el TC).

    La reciprocidad -quid pro quo- estuvo en el fondo de la cuestión y fue su ratio decidendi (a un lado de la balanza las necesidades de apoyo presupuestario; al otro, Cristo vendido por unas monedas). Seamos serios, mayores y cultos: hay personas y cosas que son usadas a menudo como moneda de cambio.

    Para mí, otro buen artículo de Rodrigo Ortega Montoro en el que se menciona un Cuerpo de funcionarios

  4. Me alegro por los compañeros aragoneses que puedan integrarse en este proceso recientemente convocado. Por lo menos se irá reduciendo el grupo de los «habilitados olvidados» que mamá Estado dejó abandonados en medio de un proceso de descomposición orgánica y territorial que pareció un sálvese quien pueda y con el agravante de la mentira cobarde por bandera. Me viene a la memoria el recuerdo de unas manifestaciones de la Secretaria de Estado a la sazón que tuvo el desparpajo de afirmar que en otoño de 2007 se iba a convocar otro proceso para acoger a todos los que no hubieran podido participar en el inicial y único hasta la fecha. Y ya llovió. Y ¿que pasó?. Pues que la última promoción anterior a la integración, compuesta por unos 140 compañeros a los que faltaron únicamente dos misarables meses de servicio activo, se quedó a las puertas de ese proceso y desde el 27 de junio de 2006 hasta el día de hoy, (ya va para tres años casi, tristemente un trienio y lo que todavía les quedará mientras no se desarrollen los procesos que valientemente acaba de acometer Aragón), está perdiendo sueldo y antigüedad aparte de sobrellevar la mácula de sentirse discriminados dentro de un colectivo en el que la mayor parte tuvimos mejor fortuna u oportunidad.

    Nunca me he cansado de defender esta triste situación, que no es más que una de las muchas caras ocultas y olvidadas, (que componen los desheredados que desgraciadamente se han quedado en el camino) de un proceso que alguien desencadenó en un momento dado de forma inconsecuente y sin calcular los resultados a que nos iba a llevar y que además no sobrevivió para contemplar el resultado de tan magno error. Esperemos que quien lo nombró y fué el principal impulsor de todo este desaguisado político territorial abandone pronto el poder y que otros vengan que traten de recomponer el muñeco roto.

  5. así es,
    y seguimos olvidados ante una situacion totalmente injusta, y en un «salvese quien pueda» y con una sensación de que estamos ante una «caza de brujas» en algunas Comunidades.
    La injusticia nace igualmente de que los habilitados no podamos presentarnos en Aragón si no ejercemos allí.Discriminación por razón del territorio? Habilitados estatales a medias?

  6. Pero vamos a ver, en que cuerpo de funcionarios se sube de escala a nadie sin un proceso limpio de promoción interna. El tufo y las prebendas de este mal llamado cuerpo de habilitados (no sabemos para que), que muchos casos esta nutrido de secretarios políticos y getas que abusan de puesto escondidos en secretarias de 3ra. No nos olvidemos en que años entraron algunos de ellos y con que titulaciones….. .

Responder a Jorge Cancelar respuesta