El Necesario Incremento de la Fuerza del Poder Local (IV.-B.- El Decálogo del Buen Municipalista)

1

El Necesario Incremento de la Fuerza del Poder Local (IV.-B.- El Decálogo del Buen Municipalista)

B)    Mayor transparencia efectiva de competencias de las CC.AA. a los municipios

Efectuada la descentralización competencial y financiera a las CCAA por el Estado es la hora de que a su vez se proceda a que las CCAA transfieran a su vez las competencias transferidas con sus partidas presupuestarais para hacer efectivo el principio de subsidiaridad que recoge y señala la Carta Europea de la Autonomía Local.

La transferencia competencia debe de ser total y gradual en el tiempo, proyectándose los siguientes bloques:

  • Bloque urbanístico de vivienda (4) y medio ambiente.
  • Bloque de seguridad y de justicia.

La seguridad ciudadana tiene que estar en manos de los Alcaldes y municipios y propugnamos la existencia de Juzgados municipales no incluidos en el Organigrama judicial y con competencias para resolver asuntos relativos a la justicia municipal (recursos de reposición, arbitraje de consumo, etc.), faltas menores, cuestiones de arrendamientos menores y propiedad horizontal.

A la justicia municipal se la encomendaría una función innovadora para llevar a cabo aquellas políticas preventivas y/o represivas que corresponden a problemáticas nuevas. Por ejemplo: tráfico de drogas y reinserción drogadictos, desarrollo y aplicación de las normativas de protección del medio ambiente, represión del racismo, la xenofobia y otras formas de discriminación social, étnica o religiosa. En algunas ciudades se ha planteado ya la necesidad de configurar un sistema propio de jueces y fiscales municipales: la justicia municipal (5).

Una función complementaria de la justicia y de la policía estatales para aprovechar las mayores posibilidades de cooperación social que tiene el gobierno local. Es el camino más fácil para iniciar la asunción de competencias en este campo (6).

  • Bloque social y cultural.
  • Bloque de infraestructuras de servicios urbanos, transportes y comunicaciones.

[4] Todo lo relativo a la vivienda debe de ser competencia municipal. Justamente en Austria, el Ayuntamientos de Viena es propietario de 200.000 viviendas y tutelas cooperativas que suman otras tantas al tener competencias principales en dicho sector y otros. Viena es en la actualidad una de las ciudades con mayor calidad de vida del mundo y carece de suburbios.

[5] En algunos países iberoamericanos existe la denominada justicia municipal que incluso iba incluida en programas de partidos políticos en las ultimas elecciones locales en España.

[6] Recordemos que en las ultimas encuestas efectuadas entre la población y sobre el grado de eficacia del funcionamiento de las instituciones públicas, el nº 3, por orden de preferencias se la adjudica los Gobiernos Locales después de la institución Monárquica, y el Tribunal Constitucional. Los Gobiernos Locales españoles ejercen las competencias que realmente interesan al ciudadano-vecino con gran nivel de eficacia y eficiencia, con escasos recursos económicos y con un gran nivel de riesgos y exigencias, no es de extrañar que cualquier otra competencia añadida a las existentes y con mas poder financiero haga exitoso su cumplimiento en comparación con otras Administraciones.

1 Comentario

  1. A) Transparencia no es transferencia: vemos demasiada transferencia y muy poca transparencia.

    B)Poner la Seguridad Ciudadana en manos de los Alcaldes, debe ser una de la mayores barbaridades que haya visto escritas (algún Alcalde ha llegado a condenar a menores a trabajos forzados, sin tener tal competencia). Lo de poner a los zorros a cuidar de las gallinas, no sería nada al lado de lo anterior.
    Hace tiempo que han saltado las alarmas en España, debido al inusitado número de casos de delincuencia política y económica entre Alcaldes que deja boquiabiertos a los ciudadanos; pero en medio de la conmoción general, hay quien propone dejar la Seguridad Ciudadana, no ya en el nivel autonómico, lo cual es de extrema gravedad, y ni siquiera en el nivel local, sino en manos de los Alcaldes.

    C) Pasar la Justicia al Estado, a las CCAA y a las Corporaciones Locales, amenaza la división de poderes y por tanto al Estado de Derecho y a la Democracia. Sr. Martín Pérez, ya solo nos falta transferir la Justicia al propio delincuente. Con su propuesta estamos cerca, cuando propone que resuelvan asuntos, ejerciendo funciones judiciales, sujetos que no son jueces (ni mucho menos) y que cada vez están más cercanos a los interesados.

    D) Los recursos de reposición no son materia judicial sino administrativa y su resolución ya esta residenciada en los Ayuntamientos.

    E) Si no lo veo escrito no me lo creo. ¿Cómo puede haber alguien que llame problemática nueva al tráfico de drogas? actividad que se remonta a los orígenes del hombre o si nos centramos en la era cristiana, ya cristo trapicheaba con vino. La reinserción de drogadictos que se la haga cada drogadicto (cada Alcalde o Regidor que fuma, bebe alcohol, toma coca o juega a las maquinitas) que sale más barato al Erario Público e incluso al propio drogadicto.

    F) El principal problema del racismo, la xenofobia y otras formas de discriminación social, étnica o religiosa, esta en su cobertura institucional, incluyendo aquí, como es obvio y en primer término, la que ya dan los entes locales; por eso me causa estupor que a alguien se le ocurra: proponer el traspaso de materias tan sensibles a manos locales, pues sería de lo más contraproducente que quepa imaginar, salvo que el objetivo sea retroalimentar esos problemas, para vivir a costa de ellos.

    G) Que un Ayuntamiento europeo (o muchos) de gran ciudad, lo haga bien en materia de vivienda, no sirve como argumento para convertir algo en competencia municipal, si tenemos en cuenta lo diferente que es España de Austria, que la mayor parte de los municipios españoles son pequeños y que el incomparable grado de autonomía (léase anarquía) autonómica y local que «disfrutamos», daría lugar a un gran cúmulo de desigualdades, despropósitos y disparates, como por ejemplo: que se construyan montones de viviendas de protección oficial, gastando dinero y territorio, mientras millares de casas en pueblos y ciudades permanecen vacías y desocupadas.

    H) Las encuestas son una de las formas de adopta la mentira. Quien tiene poder y dinero encarga una encuesta para que salga un determinado resultado y los técnicos a sueldo se encargan del resto. Por lo demás, llevamos al menos unos 3 años viendo la eficacia del TC, para defender la Constitución, sin necesidad de encuestas, y también la eficacia de la Generalidad de Cataluña para ir aplicando un Estatuto al máximo, ya sea constitucional o no, con difícil vuelta atrás.
    Por lo que se refiere a la eficacia de los gobiernos locales, tanto puede ser para destruir el entorno como para rapiñar, y siempre habrá quien vea en ello el cumplimiento exitoso de cualquier competencia.

Dejar respuesta