esPublico cumple diez añosCumple esPublico diez años. Diez años de proyectos, de esfuerzos, de innovación, de caminos trazados y recorridos. Diez años que han consolidado una empresa de referencia en la aplicación de las nuevas tecnologías a la asistencia a las administraciones públicas y a la colaboración entre ellas. En 2001 el que suscribe era un joven profesor titular de la Universidad de Zaragoza, aficionado a la informática y las nuevas tecnologías, al que contaron un proyecto innovador para ayudar a los gestores de municipios pequeños a hacer frente a la cada vez más compleja carga de gestión administrativa impuesta por el Estado autonómico. Eran tiempos en los que un grupo de universitarios recorríamos el territorio aragonés tratando de formar en diferentes materias de derecho administrativo y urbanístico a responsables políticos y funcionarios municipales. La clase magistral y la clase práctica eran nuestras herramientas. Es mucho el camino recorrido desde entonces. En aquel momento la plataforma esPublico era poco más que una idea innovadora y la empresa que lo lideraba era otra iniciativa empresarial aragonesa de éxito, Iasoft, actualmente integrada en el grupo Oesía. Ambas iniciativas empresariales, justo es decirlo expresamente en esta tierra cainita, fueron lideradas por un emprendedor aragonés, Angel Asín, y financiadas por capital aragonés, la CAI. Hoy espublico es una realidad que presta servicio a muchísimos municipios y bastantes diputaciones provinciales españolas, además de acoger en el blog de espublico a un numeroso plantel de profesionales, entre los que me encuentro hace ya tres años, de formación, vocación y profesiones muy diversas. Avanza por la senda de las nuevas tecnologías, de la colaboración público-privada sin artificiosas sustituciones de lo público por lo privado, por el camino de la modernidad.

Diez años son muchos para una empresa tecnológica. También lo han sido para mí. Siento cierto vértigo al mirar atrás, quizá porque han sido diez años especialmente intensos, en lo personal y lo profesional. Recuerdo mis primeras colaboraciones para el proyecto que hoy llamamos esPublico. Un grupo de universitarios dirigido por el profesor Bermejo Vera trabajó desde la Universidad de Zaragoza, otro factor de innovación aragonés, aportando sus conocimientos para la formación de una base de datos jurídica articulada sobre conceptos a los que había de vincularse luego jurisprudencia, legislación y ejemplos de consultas que hoy, a través de espublico, son consultas reales. Hoy ese grupo original, ampliado, es el grupo consolidado de investigación ADESTER. Entendíamos la complejidad de la empresa, su gran ambición, pero apenas vislumbrábamos el resultado final, esa estructura empresarial de colaboración público-privada para una mejor gestión del mundo local y, a la postre, un mejor servicio al ciudadano.

La celebración de esta década no desmereció. Provocó debate y reflexión, combinó trabajo y fiesta. La implicación de todos los embarcados en el proyecto, empleados, colaboradores y clientes, en los eventos organizados da buena fe del éxito de la empresa. De la base de datos conceptual y las consultas pasa ahora a la gestión, a la estructuración y asistencia en los procedimientos, en el día a día administrativo. Ambición e innovación, de nuevo. Muchas más han de ser, con seguridad, las huellas que espublico dejará en los próximos años.

No hay comentarios

Dejar respuesta