Oferta de Empleo Público

3

Oferta de Empleo Público

Casualidades de la vida cotilleando por la página web del MAP tuve acceso a una información sobre la evolución de la Oferta de Empleo Público en los últimos cuatro años y al día siguiente podíamos leer como Rafael Chamorro hacía una acertada reflexión sobre la conversación mantenida entre Luis María Anson y Cayetana Álvarez de Toledo aparecida en El Mundo el domingo en relación con la necesidad de reducir el número de funcionarios. 

Esta información que en su momento me resultó sorprendente, aunque desgraciadamente esta sorpresa no fue agradable sino más bien bastante negativa por lo menos en lo relacionado con la Administración Local pues en este documento PDF se puede ver que el número de puestos ofertados ha disminuido considerablemente, acentúa su carácter sorpresivo al descubrir como el Director de "El Cultural" propone una disminución del número de funcionarios que él cree innecesarios y muy costosos para los españoles, argumento que echa por tierra Rafael Chamorro de una manera brillante al resaltar que los impuestos también los pagan los funcionarios.

De hecho el número de puestos ofrecidos para la Administración Local que entre 2003 y 2005 pasó de 150 a 700 se ha ido reduciendo en los dos últimos años a más de la mitad, llegando a ser únicamente de 300.  Además de estos datos también me pareció bastante chocante el hecho de que el mayor incremento en los puestos ofertados se produjera en Cooperación Internacional y el menor en Atención al Ciudadano, seguido de cerca por la Administración Electrónica, a la cual se supone que deberíamos dedicar una mayor cantidad de recursos por la próxima implantación de la misma tras la entrada en vigor de la Ley de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos. 

3 Comentarios

  1. Las declaraciones de Anson son bastante ligeras. Si hay muchos o pocos funcionarios dependerá de para hacer qué. La respuesta de Chamorro es acertada, como suele ser habitual en él.

    Coincido contigo en que llama la atención la escasa oferta de empleo en actividades emergentes, como la Administración electrónica.

    Creo que haría falta redistribuir las dotaciones de personal de las administraciones públicas, pero ya sé que no es fácil, porque nunca afloran los excedentes.

  2. No creo que un sólo funcionario que se haya puesto a opositar por vocación de servicio al ciudadano.

    Seamos realistas el que oposita lo hace porque:

    1. Tiene empleo para toda la vida
    2. Como consecuencia de lo anterior, si no pega un palo al agua, no va a quedarse sin trabajo.

Dejar respuesta