Promesas

0

Promesas Barruntando vacaciones y con una inmensa galbana por el paralizante calor propio de estas fechas, he empezado a intentar poner orden entre los papeles que acumulo en casa, empezando a llenar papeleras. Me aparecen fotocopias de disposiciones aparecidas en BOEs, BOAs, revistas jurídicas y mil papeles acaso bastante inútiles o que no me atrevo del todo a destruir. He de reconocer que no soy capaz de absorber la cantidad de información que se recibe y que quizás debería leer, he tirado la toalla. Ni siquiera me es posible mantener un mínimo orden.

Bien. Uno de los papelotes que aparece es una ya vieja Revista de la FEMP, la nº 214, de mayo de 2009 –ya hace días- que precisamente se me quedó abierta por un artículo que se titulaba “El nuevo marco competencial y financiero local”. Debajo del titular, en letra un poco más pequeña se añade “estará antes de finalizar el año”. Salen en la foto que acompaña el Vicepresidente Tercero Chaves y el Presidente de la FEMP, Sr. Castro. Ambos se están riendo, parece que Chaves (Don Manuel y con “s”) le está contando un chiste a Castro (D. Pedro, no confundir), que ríe enseñando la dentadura. Se dice en el cuerpo del artículo:

El encuentro, calificado por los políticos como de tremendamente cordial, sirvió para trazar la hoja de ruta que permita cumplir en un plazo de tiempo razonable los compromisos pendientes en materia local que tienen que ver tanto con  la reforma del modelo de financiación  como con la aprobación del nuevo marco competencial municipal. El objetivo es que ambas iniciativas legislativas puedan ser debatidas en el Parlamento entre los meses de octubre y diciembre de 2009”.

Se puede consultar en este artículo en Carta Local de la Federación de Municipios y Provincias .

Total, han transcurrido diez meses y nada, con estos pelos. Qué débil es la memoria hispana. Esto me recuerda ese cartel que hay en muchos talleres de este país:

Lo gracioso es que ayer (18/7/2010) el Ministro Chaves ha declarado (se puede consultar en cualquier periódico digital del 19/7/2010) «dadas las circunstancias actuales» no habrá un nuevo modelo de financiación local «antes de 2011». Recalcó que el diálogo sobre la Ley de Haciendas Locales está abierto desde 2008 para llegar a un nuevo modelo de financiación local, y expresó el compromiso del Gobierno de «seguir y continuar el proceso””. Hay de nuevo foto de los Sres. Castro y Chaves (Don Pedro y Don Manuel respectivamente), pero no hay risas en esta ocasión, hay caras raras, si se pudieran leer los pensamientos nos lo íbamos a pasar muy bien.

Ya lo decía la canción de aquella italiana, Mina, parole, parole, parole …. No creo que sea necesario comentar mucho más. Continuamente se insiste por la FEMP, no hay revista de la Federación en la que no se haga alguna alusión a la endémica insuficiencia financiera local. Lo del marco competencial no es tan habitual, aunque siempre se hacen referencias a las competencias impropias, esas competencias que no deberías prestar pero que prestas porque la gente te lo pide y aunque no te competen, eres bueno y haces caso. El Sr. Castro (D. Pedro) no sé si hace referencia a que quiere que los Ayuntamientos tengan más competencias o que se clarifiquen las que existen o que se limiten de una vez. O prestar los servicios que crea más oportuno y luego pedir dinero a alguien porque en realidad no debía hacerlo y se da cuenta de que no le llega.

En mi opinión, ya lo hemos manifestado en otras ocasiones, es imprescindible poner un poco de orden territorial, no sólo entre CCAA y Estado sino en las EELL también. Cada Administración Pública debería saber exactamente qué debe y qué puede hacer, ni más, ni menos, no es tan difícil concluir algo normal al respecto.  Y como sabe lo que tiene que hacer, tener la financiación necesaria para ello.

Pongamos un ejemplo tonto. Imaginemos que un ciudadano o mejor, un alienígena recién llegado a España se empadrona en el Ayuntamiento. Le acompaña otro alienígena del Planeta XZ-288/G2 de la Galaxia ZYZ, que ya tiene alquilada una casa, así que se empadrona en la suya  (al fin y al cabo empadronándose tiene acceso a la salud ya  a la educación) y decide dirigirse a una administración para que le ayude a encontrar una vivienda, porque cree que siendo un valor recogido en la Constitución, algún poder público se ocupará del asunto o prestará ese servicio. Aunque en realidad la Constitución habla de “todos los españoles” es un derecho extensible a extranjeros y alienígenas. Bien, como es un alienígena listo, se estudia la cuestión y concluye finalmente que no tiene ni idea de cuál es la administración que debería prestarle ese servicio, ya que la vivienda es una competencia transferida a las CCAA, pero el Estado tiene un Ministerio de Vivienda y se ha enterado que el Ayuntamiento tiene un Organismo Autónomo denominado Suelo y Vivienda Municipal.

Así que está hecho un lío. Sin solución. Como si fuera un bolero de amores imposibles. Promesas, promesas. Hablar por hablar. Y si fueran  chistes, mejor, al menos si son buenos, nos reiríamos.

No hay comentarios

Dejar respuesta