Sociedad con valores

10

Sociedad con valoresCáritas Aragón ha hecho públicas el informe con el resumen de cifras de su actividad en 2009, poniendo de manifiesto que los servicios de acogida de la Institución han aumentado la atención a personas necesitadas, respecto al año 2008, en un 97.59 %, es decir, prácticamente se ha duplicado (de 11.364 a 22.455 personas). En rueda de prensa de 20 de abril de 2010 ha señalado que ha aumentado un 12,08% su presupuesto contra la pobreza y la exclusión: ha  invertido en la Comunidad Autónoma de Aragón, 7.891.419,54 €, durante el ejercicio 2009, en la lucha contra la pobreza y la exclusión. Esta cifra supone un 12 % de aumento respecto al presupuesto realizado durante el año 2008. Indica asimismo que en Aragón, los agentes de Cáritas suman un total de 2.852 personas, de las cuales el voluntariado supone un 92,3 %, con 2.634 voluntarios. (Web de Cáritas)

Como conclusiones, Cáritas pone de relieve la exigencia de una mayor dotación presupuestaria para la atención de necesidades básicas y para el desarrollo de programas de inclusión social informando que en sus acogidas, se ha constatado que “las prestaciones económicas actuales no son suficientes para atender las necesidades básicas de las personas afectadas por la crisis o en situación de exclusión social. Al igual que la demora en la aprobación de las ayudas, dificulta el acceso a una vida digna, siendo las entidades sociales las que contienen estas situaciones hasta que se estabilizan.” Y recalca que el Gobierno de Aragón aprobó unos presupuestos para 2010 con un recorte en materia de acción social del 6% y en subvenciones para entidades sociales de  17%. Se denuncia que “aprobó unos presupuestos inadecuados para afrontar dicha situación. Por un lado, no adoptando medidas para garantizar los ingresos mínimos y, por otro, trasladando un importante recorte de los presupuestos del Departamento de Servicios Sociales y Familia, a las entidades sociales que están atendiendo a las personas afectadas por la crisis o en situación de exclusión social.” Hasta aquí los datos que obviamente, merecen pocos comentarios por su contundencia. Parece mentira que en estos tiempos aun se tenga que recurrir a unas prestaciones del  tipo beneficencia, concepto largamente superado en todos los manuales teóricos del sacrosanto  Estado del Bienestar, máxime cuando la dignidad se configura como uno de los  derechos humanos y hay recursos públicos suficientes para que la Sociedad alivie la situación de las personas y familias que se ven con el agua al cuello y que no les llega ni para pagar el alquiler, la luz o poder comer hasta fin de mes. Porque no quiero pensar qué va a pasar cuando se terminen las ayudas por paro y finalmente la ayuda de 425 € que se está dando excepcionalmente.

Si tenemos en cuenta y tenemos claro cuáles son las necesidades básicas, es fácilmente comprensible que tenemos los medios suficientes por lo menos para que todo el mundo pueda tener lo realmente imprescindible: la sanidad y la educación son ya universales, pero vergonzosamente disponer de un techo para no tener que dormir en un cajero o en el parque, poder comer un plato caliente y disponer de ropa, son cosas que hoy por hoy aun no tienen esa universalidad. Eso sí, cuando uno enferma por carecer de unas mínimas condiciones dignas, el sistema lo atiende.

Digo que tenemos los medios suficientes porque no hay más que echar unas pequeñas cuentas y coger una mínima parte del gasto superfluo que hacen las Administraciones Públicas para solventar una gran parte de las situaciones de urgencia. Puede parecer demagogia, pero pongamos por ejemplo el caso de los asesores de los Consejeros del Gobierno de Aragón. Pongamos –ingenuamente- que hay un número 50 asesores en el Gobierno de Aragón (que probablemente hay muchos más) y pongamos, también cándida e ingenuamente que suponen un coste de 60.000 € año entre salario y seguridad social. Operación matemática de primaria: 50 x 60.000 = 3.000.000 €. Teniendo en cuenta que las ayudas que da Cáritas son muchas veces para comer, concesión de vales de 10, 20, 30 € o cantidades puntuales por ejemplo de 200 € para pagar urgentemente un alquiler y evitar un desahucio, calculemos, sólo con ese importe, la cantidad de necesidades que se pueden llegar a cubrir. Cáritas ha invertido en la Comunidad Autónoma de Aragón, 7.891.419,54 €, durante el ejercicio 2009, en la lucha contra la pobreza y la exclusión. Esta cifra supone un 12 % de aumento respecto al presupuesto realizado durante el año 2008. Si tenemos en cuenta esos 3.000.000 de euros, sólo eso, supone ya el 38 % del gasto total de ayudas de Cáritas en Aragón. ¿Es esto demagogia? Para mí, no.

Dice la Asociación para la Defensa de la Función Pública Aragonesa (lo tienen  publicado y se puede consultar en  la web de Asociación para la Defensa de la Función Pública Aragonesa) entre otras cosas que “Los asesores de los gabinetes de los miembros del Gobierno de Aragón, cuya nómina es cada año más abultada, son empleados públicos de especiales características, no sólo por su forma de nombramiento –sin convocatoria ni acreditación de méritos-, lo cual cabe aceptar por su especial naturaleza, sino también por el inexistente control de su régimen de dedicación, lo cual resulta injustificable cuando afecta a dinero público. Hay asesores que jamás han pisado la supuesta oficina en la que trabajan, pero, eso sí, cobran puntualmente su sueldo y hacen uso libérrimo del teléfono móvil que les facilita la Administración, no se sabe con qué objeto, fuera de la posible retribución en especie que ello supone y que les permite imputar a la Administración –es decir, a los ciudadanos- parte de los gastos de su actividad política o privada…./…La actual situación en diferentes gabinetes, en los que los asesores no ejercen función alguna, constituye un uso irregular y abusivo de los puestos propios de personal eventual, instrumentalizados por el Gobierno para asegurar ingresos a determinados cargos municipales o militantes de los partidos de la coalición de gobierno.” ¿Cuántas cosas podría hacer la Administración o entidades como Cáritas, el Refugio, la Cruz Roja, las Parroquias con todo ese dinero? La asistencia de las ONG son la última  ratio del sistema ya que por otra parte las denominadas “ayudas de urgencia” públicas tardan en tramitarse fácilmente dos o tres meses, cuando necesariamente puede ser demasiado tarde  para los jugos gástricos del hambriento. Resulta ciertamente una obscenidad (según RAE obsceno = Impúdico, torpe, ofensivo al pudor) derrochar a espuertas el dinero público cuando hay tanta gente pasándolo mal. Qué poca empatía de los próceres. La política es un arte en el que, además de intentar mantenerse en el poder a toda costa, es preciso establecer prioridades de satisfacción de necesidades y llevarlas a cabo. ¿Qué es más prioritario, pagar un favor político a un colega nombrándole  asesor o satisfacer verdaderas necesidades reales? La frase atribuida al viejo amigo Hobbes: primum vivere deinde philosofare se hace más viva que nunca cuando es patente la cantidad de recursos públicos que se destinan a cuestiones dudosamente rentables desde ningún punto de vista. Ejemplo, Expo Zaragoza, quinientos millones de déficit, dice el Tribunal de Cuentas. Y para no hacer recaer la responsabilidad en otros y no sólo echar el muerto a las instituciones, todos deberíamos reflexionar sobre esos pequeños gestos individuales que pueden hacer mucho. Por ejemplo, aplaudo a todos los progres que exigen que se destine el 0,7 del PIB nacional al desarrollo. Pero ¿por qué no nos lo aplicamos individual o familiarmente y lo hacemos todos? Apliquémonos cada uno el cuento, cada cual con su peculio. Es como dice el Evangelio en el pasaje del joven que sigue todos los preceptos y acaba alejándose amargamente cuando Jesús le dice que si quiere más, que venda todo y se lo dé a los pobres. Una cosa es hablar y otra actuar rascándose el bolsillo. Por lo tanto, dejo aquí la protesta y si alguien con poder puede hacer algo, que se aplique el cuento. Y si no tiene poder, que ponga una pequeña parte de su renta, por ejemplo el 0,7 %. Tengamos presentes las prioridades también individualmente porque supondrá que somos conscientes de qué es lo importante. Muy acertado es el lema de Cáritas de este año: “Una sociedad con valores, es una sociedad con futuro”.

10 Comentarios

  1. Bendita ingenuidad la tuya Ignacio.

    Yo por mi parte me sumo a tu protesta.

    Aunque parezca una simpleza o, como otros didría, el chocolate del loro, qué razón tienes en tu planteamiento, cuantas necesidades básicas se podrían atender con el dinero público que se emplea, no solo en asesores, sino en auténticas bobadas.

    El otro día me contaban que un Ayuntamiento madrileño, cuy nombre omitiré, había contratado a una empresa de vuelos en globo para que dieran unos paseos a los escolares más pequeños de sus colegios públicos, aunque parece, según me contaban, que los tiernos infantes de 4 o 5 años apenas llegaban al borde la barquilla, con lo que su experiencia de viaje en globo se limitaba a echar a duras penas una simple mirada por la borda aupados por los monitores durante el exigüo vuelo que consistía en un ligero despegue y aterrizaje.

    Pues bien el coste de la actividad era de 800

  2. Por la vía del IRPF, 252 millones de euros en 2009, aplicables a la financiación de necesidades públicas (escuelas, hospitales, servicios sociales, infraestructuras, medio ambiente, promoción del empleo, etc.), se detraen del erario público para destinarlos a lo que sólo beneficia a una parte: la Iglesia Católica, para el sustento del culto y el clero, así como para mantener diócesis, seminarios, asambleas, congresos, realizar manifestaciones políticas partidarias, lanzar enormes y costosas campañas de propaganda destinadas a la represión sexual, a la discriminación y segregación en razón del sexo, en contra de la libertad de la mujer para decidir sobre su maternidad, de la libre elección de la orientación sexual, de los avances científicos para mejorar las condiciones de vida y de salud, de la eutanasia y de la muerte digna, etc.
     
    Además, la Iglesia Católica cuenta con otras fuentes de financiación directa o con exenciones, que elevan la aportación del Estado a unos 7.000 millones de euros, sin contar con diversas dádivas de CCAA, municipios, provincias, etc. cuya cuantía total asciende a varios miles de millones más, libres de impuestos, detraídos de todos los ciudadanos, para beneficio de una creencia concreta, que no toda la ciudadanía comparte.

    Además de vivir en un verdadero paraíso fiscal y con cuentas opacas, la Iglesia Católica es propietaria en España de un patrimonio de valor incalculable.

    También algunas otras Confesiones que están inscritas en el Registro de Entidades Religiosas y que han firmado acuerdos con el Estado, además de aquéllas sobre las que recaiga la declaración de

  3. Francisco, creo que debo aclarar mi posición al respecto:

    1.Me dedico, creo que como tú, a la función pública local. Como sabes, somos unas empresas que fabricamos (o deberíamos) bienestar social. Y usamos la técnica de redistribución de rentas, cobramos impuestos y lo redistribuimos en necesidades sociales. Cuáles son las necesidades lo deciden los electos que para eso les eligen los votantes. Otra cosa es que el gasto muchas veces sea notoriamente inadecuado, absurdo o claramente electoralista. Está también claro que las administraciones no pueden subvenir todas las necesidades públicas y algunas de ellas, como comer, tener un techo y lavarse, son verdaderamente básicas.

    2.La iglesia ahora no recibe más que lo que los ciudadanos aportan en su declaración de IRPF, no hay

  4. *La Iglesia Católica española nunca se ha autofinanciado, pese a toda clase de compromisos y anuncios suyos y de los gobiernos españoles, desde que se aprobó la Constitución, donde se dice que ninguna Confesión tendrá carácter estatal. Pero no es porque la Iglesia Católica no pueda financiarse a si misma, ya que es inmensamente rica, sino porque no quieren ni ella, ni los gobiernos españoles.

    *No es cierto que la Iglesia Católica no reciba más que lo que los ciudadanos aportan en su declaración de IRPF, eso es una propina (252 millones de euros) frente a los más de 10.000 millones de euros que estaría recibiendo por otras vías (las cifras exactas son dificiles de conocer ya que hay oscurantismo en esta materia).

    *También Hitler tenía defectos y virtudes, como la Iglesia, pero no por ello voy a defender al nazismo y menos a financiarlo.

    *Quien realmente no quiera miserias y sufrimientos, que comience por no producirlos, como ha hecho la Iglesia Católica, y por no financiarlos, como hacen sus adeptos.

    *Quien no esté de acuerdo con cualesquiera tesis, tendrá que rebatirlas con razones, porque la mera descalificación de las mismas, la deja incólumes, si es que no las refuerza más incluso.

    *No vale decir que es una vergüenza esto y aquello, cuando quien lo dice no quiere saber nada del orígen, ni de las causas, ni de la Historia;, por si acaso descubre que lo que censura tanto lo está produciendo él mismo.

    *Recomiendo que no se marque ninguna cruz en la declaración de le renta por los siguientes motivos:

    MOTIVOS PARA NO MARCAR LAS CASILLAS DE ASIGNACI

  5. Tal parece que la construcción del espacio Espublico no resulta suficiente para generar dialogicidad, y mucho menos, que confluya con la criticidad. Por lo que pretender su búsqueda debería constituirse en prioridad, tanto en autores, en comentadores, y en esa mayoría silenciosa que no se atreve a ejercer su derecho a la expresión. En esto, todos somos culpables y todos tenemos responsabilidad. Porque el autor ortodoxo no cambia en su rol, es autor y nada más, no se digna a descender al nivel de los comentadores para argumentar su posición, y cuando lo hace su pensamiento es irreductible, no hay posibilidad de dialogizar. Pero tampoco los comentadores pueden ser los permanentes francotiradores y evadir ser el blanco en el desarrollo de una exposición; o, aquellos que solamente intervienen para ofrecernos su conocimiento pero que evaden el debate y la confrontación, que suele caracterizar a los funcionarios públicos, aunque vean la paja en el ojo de los políticos pero no observen la viga que bloquea su visión; o, los que asumen el comentario como un acto de caridad, su decir no tiende a incomodar al prójimo sino a enaltecer, en una concepción maravillosa y de paz. Y los que en su silencio muestran su indiferencia o la subyugación al poder de la autoridad intelectual, y ante ello se les ofrece el reducto engañoso y compensador de la votación, y si esto fuera de mayorìas se impondrían los asuntos baladíes. Sin embargo, no todo está perdido, existen autores en proceso de aprendizaje sobre trastocar su papel para discutir los asuntos en un plano de respeto e igualdad. Y sería conveniente que en igual forma los comentadores cambiaran de rol, y entonces, podríamos observar la desestructuración del paradigma de la posesión del saber. Mientras, necesitamos de las personas animosas que contagien el entusiasmo al derecho del diálogo y la crítica, y quizá luego, podríamos imaginar un nuevo sentido de lo público, al encontrar al otro en el respeto de la pluralidad.

  6. Si en el tiempo de Albert Einstein, los artículos publicados en la Revista Física hubieran sido sometidos a votación, su escrito sobre la relatividad no hubiera conseguido mayor votación, y por el contrario, los trabajos que se situaban en la concepción de la física de la época, sin duda, una gran aceptación. La percepción en la conciencia colectiva es ilusoria. Hubo un tiempo que afirmar, que la Tierra era redonda conducía a la herejía.

    A lo largo de la historia los avances científicos y filosóficos comenzaron con una simple idea, que en su momento e incluso por mucho tiempo, no fueron aceptados (léase votados) porque se constituían como una amenaza que derriban nuestras convicciones y formas de pensar. Por ésto, es ilusoria la votación. Sin embargo, al final los verdaderos autores alcanzan, tarde o temprano, a la masa crítica, y entonces, la percepción se transforma y se genera una nueva realidad.

  7. Te he visto bastante inspirado en este coloquio. No sé si a lo mejor nos puedes explicar algo sobre las relaciones Iglesia-Estado en la República Federal de México o en los EEUU de México y sobre la forma en que se financia la Iglesia Católica en tu país.

  8. FRAGMENTO EXTRAÍDO DEL LIBRO «TRATADO DE ATEOLOGÍA» DE MICHEL ONFRAY.

    «Así, no hace mucho, el genocidio de tutsis en manos de los hutus de Ruanda, sostenido, defendido y apañado por la institución católica en el lugar, y por el mismo soberano pontífice, mucho más expeditivo en manifestarse a favor de los criminales de guerra genocidas, curas, religiosos o personas involucradas con la comunidad católica para
    que escaparan de los pelotones de fusilamiento, que en expresar
    una sola palabra de compasión hacia la comunidad tutsi.

    Porque en Ruanda, país mayoritariamente cristiano, la Iglesia ya había practicado antes del genocidio, la discriminación racial con respecto al ingreso en el seminario, la formación, la dirección de las escuelas católica y la ordenación o los ascensos en la jerarquía eclesiástica. Durante el genocidio, algunos miembros del clero participaron activamente, por medio de la compra y despacho de machetes por miembros de la institución católica, localización de las víctimas y participación
    activa en actos de barbarie

Dejar respuesta