Adiós, Manolo

0

Adiós, Manolo

Ha fallecido Manolo Lahoz. Manolo ha sido uno de esos funcionarios con habilitación estatal anónimos, uno más, perdido en los infinitos y despoblados campos del Teruel casi olvidado, un territorio del que casi todos los habilitados han huido a las primeras de cambio por las penosas condiciones de trabajo y económicas, las distancias a los servicios y la precariedad. Sin embargo Manolo no lo hizo. Desde su puesto de Secretario de pueblo trató de ser laborioso, eficaz e independiente, tarea difícil en estos tiempos de zozobra política, siempre en medio de las disputas de unos partidos con otros.

Era el Presidente del Colegio de Secretarios de Teruel desde hacía bastantes años, quizás un poco porque en la Provincia de Teruel funcionarios habilitados sólo estaban él y el de la guitarra como solía decir. Así que ocurría como en algunas comunidades de propietarios, alguien tenía que ser. Las pocas veces que hablamos comentaba que Teruel es un territorio casi despoblado de habilitados; pequeños ayuntamientos sin recursos, casi todo agrupaciones, falta de servicios, soledad en la función y largas distancias, siempre fueron elementos desfavorables que han impedido endémica e históricamente que existiesen FHE que diesen fe pública y asesoramiento profesionalizado desde el ejercicio de la función pública. Territorio de interinos y de gente de paso.

Manolo era eso, un (como decía un amigo, con perdón) misionero-interventor que trataba de bregar con la ley de bases, la ley de contratos y la instrucción de contabilidad en plan llanero solitario. Hasta que un buen día, recientemente, le sorprendió la muerte de una forma inesperada, casi cuando está terminando una legislatura que en su pueblo ha sido ciertamente agitada políticamente, con moción de censura incluida y tránsfugas de por medio. Probablemente un funcionario de una entidad grande no podrá entender cómo puede sufrir un Secretario de un pequeño Ayuntamiento cuando se declara la guerra política entre partidos y/o entre facciones del mismo partido. Porque de lo político se pasa a lo personal y/o viceversa, nunca se sabe si fue antes el huevo que la gallina. Y un Secretario de un pequeño pueblo y que lleva muchos años en su puesto, ha patrimonializado su trabajo tanto que lo pasa fatal cuando se desatan hostilidades o cuando las relaciones personales se tuercen. Probablemente Manolo sufrió todo esto.

Descansa en paz Manolo, tus compañeros te recordaremos.

No hay comentarios

Dejar respuesta