Reforma laboral. Crisis. Sí, pero algo más (2/3)

1

(Ver post 1/3)

¿Por dónde pasa la salida a la crisis? ¿Cuál sea la solución pues? Cada cual tiene la suya. Esto es como la Selección Española de fútbol, cada español tiene su propia alineación y se dice que cada español lleva dentro un seleccionador. Siendo Secretario de Ayuntamiento, la prudencia me obliga a no decir cuál es la mía. Convivo con políticos de todo el espectro ideológico y hay que seguir siendo independiente.

Pero como decíamos antes sí que me atreveré a apuntar que hay algunos aspectos imprescindibles desde mi punto de vista para afrontar una crisis como ésta:

1. Innovación, investigación. Es un aspecto que es necesario pero que a corto plazo no soluciona el problema. Sí a medio y largo plazo.

2. Productividad. Mejora de procesos, mejora de eficiencia y mejora de actitudes. Y por supuesto competitividad que se entiende como vender cosas y prestar servicios a un coste de producción que permita disponer de algo de beneficios.

3. Sistema financiero. Es imprescindible que se mueva el dinero. Se deberían implementar todas las medidas que sean necesarias para que se vuelvan a conceder  créditos y  líneas de descuento comerciales, lo que se llama circulante. Ahora una empresa deja de pagar y se arma la gran cascada de impagos. Los bancos deben estar para respaldar la creación de riqueza entendida como producción de bienes y servicios. Para que la gente pueda producir, vender y comprar y sólo se va a poder comprar si se tienen ingresos, o sea trabajo. Los bancos jamás deberían ser un fin en sí mismos, a pesar de que son empresas ellos no son en sí mismos mero objetivo, son un pilar básico y deberían ser medios bien gestionados. Una gran parte de responsabilidad de lo que está ocurriendo la tienen precisamente los bancos, por lo tanto afrontar una reforma bancaria es fundamental.

Parece que ésta ya se ha iniciado (Real Decreto-ley 2/2012, de 3 de febrero, de saneamiento del sector financiero, BOE 4/2/2012). Entre otras cosas se va a obligar a los bancos y cajas a hacer provisiones de 52.000 millones ante sus riesgos inmobiliarios. Ya era hora. Primero los bancos contribuyen a la especulación inmobiliaria, luego dan créditos de hasta el 120 % de sus propias tasaciones confiando en la revalorización perpetua del suelo. Cae estrepitosamente el mercado inmobiliario y esas mismas entidades que obligan a sus hipotecados a pagar los préstamos por algo que ahora vale la mitad, no reconocen en sus balances el fiasco.  Dice el RDL 2/2012 con acierto que “Disponer de unos balances saneados es un requisito básico para que las entidades financieras puedan cumplir con su función esencial de canalizar el ahorro hacia proyectos de inversión eficientes que fomenten la actividad, el crecimiento y el empleo. A tal fin, se adoptan medidas que permitirán a las entidades financieras empezar el ejercicio 2013 con sus cuentas saneadas, lo cual mejorará la confianza, credibilidad y fortaleza del sistema. Asimismo, se facilitará un mejor acceso de las entidades a los mercados de capitales, que contribuirá a la fluidez del crédito a la economía real.”

4. Eliminación de rigideces del sistema. Oigo que va a haber otra reforma para que se pueda abrir un negocio directamente, con una mera declaración responsable del ciudadano y un informe técnico de titulado competente. Al menos para los negocios de hasta 300 metros cuadrados. Se pretende facilitar la apertura de negocios que ahora en tramitación administrativa, tardan entre  seis meses y año y medio en obtener las licencias. Esto no es descubrir América. La Directiva de Servicios ya imponía todo esto, pero las excepciones han sido tantas que casi estamos igual que estábamos. De hecho en muchos Ayuntamientos todo sigue igual y la excepción es la regla.

5. Ajustes presupuestarios de las Administraciones. Cada Administración –ya lo hemos indicado otras veces- debe hacer sólo lo que debe hacer y no otra cosa, hay que acabar con las competencias abiertas, las impropias etc. es necesario elaborar una reestructuración administrativa y una vez se sepa qué es lo que tiene que hacer elaborando y aprobando una lista tasada, se deberá establecer un sistema que allegue recursos para ello. No se deberá poder gastar lo que no se tiene en cosas que no le corresponden a una Administración. Parece que se está abriendo una línea de reforma  en este sentido que sería deseable que llegue a buen puerto.

CONTINUARÁ

1 Comentario

  1. «Cada administración debe hacer sólo lo que debe hacer». Es cierto pero la realidad es cambiante y el peligro de esta afirmación es fosilizar nuestras administraciones ante los nuevos retos sociales. Hay que ser capaces de afrontar las nuevas urgencias sociales sin embarcarnos en dispendios que sólo se justifican por motivos electorales.

Dejar respuesta