Urge desdoblar la N-II y la N-232

Recientemente Alcaldes de municipios como El Burgo de Ebro o Villafranca de Ebro, así como el Consejero de Obras Públicas del Gobierno de Aragón han venido reclamando el desdoblamiento de las carreteras N-II y N-232 en su paso por Aragón.

Es inaudito lo del tramo entre Alfajarín y Fraga, el único tramo de doble sentido en la nacional que une Madrid y Barcelona. Lo mismo sucede entre Figueruelas y la frontera navarro-aragonesa, que unen unas de las zonas más dinámicas del país, el valle del Ebro con País Vasco, Navarra y La Rioja. Y es que, en los últimos tres años se han registrado más de 200 accidentes con víctimas en estos dos tramos. Las dos últimas, este mismo lunes, en el municipio de Luceni.

Es un sumidero de vidas fácilmente solucionable hoy mismo, sin esperar a que aprueben y realicen las obras de desdoblamiento. ¿Cuál es el problema?: La existencia de peajes en las autopistas AP-2 y AP-68, que trascurren paralelas a ambos tramos. Ambas autopistas son dos de las más caras de España. ¿Hasta qué punto la vida humana vale tan poco como para seguir manteniendo los peajes de estas dos autopistas?

1 Comentario

  1. En un país entregado a la orgía neoliberal, la ley 30/2007, de contratos del sector público, se permite la realización de obras a través de la concesión.

    Si se quieren recuperar, el coste es mucho mayor que el haberlo hecho uno mismo.

    Además, para la ciudadanía salen mucho más caros a largo plazo.

    Gracias por darnos un motivo para reflexionar. Feliz verano.

Dejar respuesta