La Seguridad Social, en sellos

0

No me refiero a Sellos de Calidad, ni a quien pudiera no pegar sello en el organismo. Me limito a aludir al mundo de la filatelia y, concretamente, a su faceta conmemorativa. Y es que, en el BOE del lunes, 8 de julio, se inserta la Resolución de 11 de junio de 2019, conjunta –lo que es preceptivo y peculiar, como suelo comentar en clase- de las Subsecretarías de Fomento y de Hacienda, sobre emisión y puesta en circulación de dos series de sellos de correo; en primer lugar, la denominada, “Efemérides 2019. 40 Años de Seguridad Social y sus Entidades Gestoras (1979-2019)”, que podrá adquirirse el 12 de julio, con tirada ilimitada, en tarifa A, y estampillas adhesivas y, cinco días más tarde, se emitirá otro efecto de la categoría “Fiestas Populares”, referido al 50 Aniversario de la representación medieval del Reino de Nájera, estampado en 160.000 hojas bloque de 0,60 euros cada una.

Del segundo sello, valga aclarar solamente que, en la localidad riojana de Nájera, se representa un espectáculo recordatorio de los Reyes que allí se entronizaron, o como se dijera de aquella, entre 820 a 1076. Concretamente, es en la Plaza del Monasterio de Santa María la Real donde se ofrecen unos singulares cuadros que, en este año –de ahí el sello- celebran la quincuagésima edición de esta celebración multitudinaria sobre el “El Reino de Nájera”.

Del primero, el de los cuarenta años de Seguridad Social, sí merece la pena algún comentario más. Porque, aunque se añada lo de “y sus Entidades Gestoras”, la celebración se presta a la polémica.

Lo que, supongo, se conmemora es que, el 30 de julio de 1979, el Consejo de Ministros aprobó los Reales Decretos 1854/1979, 1855/1979 Y 1856/1979, por los que se regulaban la estructura y competencias del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), del Instituto Nacional de la Salud (INSALUD) y del Instituto Nacional de los Servicios Sociales que, por cierto, ya se habían creado el año anterior por Real Decreto-ley 36/1978, de 16 de noviembre. Por tanto, la celebración y el sello debieron realizarse hace un año y no al conmemorarse un organigrama administrativo.

Además, con todas sus limitaciones e imperfecciones –y no soy, precisamente, un nostálgico del pasado-, el término “Seguridad Social” que parece querer recordarse, data legalmente, cuando menos, de 1963, año en que se promulga, con este nombre, la Ley 193/1963, de 28 de diciembre, de Bases de la Seguridad Social, cuyo objetivo principal era la implantación de un modelo unitario e integrado de protección social, con una base financiera de reparto, gestión pública y participación del Estado en la financiación. Y tres años más tarde, en esa línea, se promulgó la Ley General de la Seguridad Social de 21 de abril de 1966, con vigencia el 1 de enero de 1967.

Y los antecedentes son mucho más remotos. Al menos desde 1883, el año en que nacieron Ortega y Gasset e Indalecio Prieto (también Mussolini, por cierto). En ese año echó a andar la benemérita Comisión de Reformas Sociales buscando la mejora y el bienestar de la clase obrera. En 1908, como es bien sabido, se configura el Instituto Nacional de Previsión en el que se integrarán las cajas que iban a gestionar los seguros sociales existentes y venideras

En 1923 se aprueba el Seguro Obligatorio de Maternidad; la II República instituye, apenas constituida, el Seguro de Paro Forzoso y el decisivo Seguro –luego Obligatorio- de Enfermedad es de 1942.

En síntesis y en mi modestísima opinión de administrativista y aficionado a la filatelia, la denominación de la conmemoración no es acertada y hasta puede parecer algo sectaria y, además, si lo que quería conmemorarse es lo que antes he supuesto, la emisión debió hacerse en noviembre del año pasado.

Parecerán minucias y habrá quien me replique, pero si perdemos el espíritu crítico y el afán polémico acabamos tragando lo que nos echen. O pegando los sellos con la lengua.

No hay comentarios

Dejar respuesta