Nuevas Elecciones Locales

0

Nuevas Elecciones Locales

Dentro de poco, tenemos de nuevo elecciones locales. Para muchos FHN son unas elecciones más, para los menos experimentados es una novedad y supone desarrollar tareas nuevas en las que la intervención del Secretario tiene mucha importancia, puesto que la normativa electoral es ciertamente compleja y verdaderamente garantista. En cualquier caso, tanto para nuevos como para veteranos es un momento de intensa actividad y nervios inevitables. Hay que reconocer que el derecho electoral español está – en mi opinión – bastante bien estructurado y procura un proceso limpio, aspecto esencial en un régimen democrático.

Y, al margen del estudio jurídico del asunto, es de apreciar y es lo que me gustaría resaltar, que en los pequeños y medianos ayuntamientos, el FHN es de vital importancia en todo este proceso porque:

  1. Asegura el cumplimiento de la normativa electoral. No en vano tiene la consideración de Delegado de la Junta Electoral de Zona. ¿De qué otra forma podría el Estado destacar a personal cualificado en cada uno de los municipios españoles?
  2. Su intervención hace que se cumpla un sistema legal uniforme del proceso en todo el estado, asegurando el cumplimiento de todas las garantías legales.
  3. Es el “tutor” del proceso y así, ayuda a que se respeten las normas de las  operaciones previas, las operaciones mientras y las operaciones posteriores. Especial importancia tienen éstas ya que es quien asesora y aconseja los pormenores de las operaciones de constitución del nuevo ayuntamiento: declaraciones de intereses, forma material de realizar el juramento o promesa, mesa de edad, elección de nuevo alcalde, asignación de delegaciones, formación de comisiones u un largo etcétera.
  4. Es, en ocasiones y una vez constituida la nueva Corporación, la única “vía de enganche” entre una Corporación y la siguiente; hay casos (aunque son raros) en que la Corporación se renueva en su totalidad. Y ¿quién sabe cómo está cada asunto? El FHN, con un sentido profesional y con lealtad hacia el nuevo equipo de gobierno pero no olvidando su independencia, debe procurar a los nuevos electos los mecanismos para que den comienzo a su gobierno municipal.
  5. Debe tratar de  establecer inicialmente mecanismos adecuados de relación con los nuevos munícipes, estableciendo con claridad al principio las reglas del juego. En mi opinión es importante dejar claro al inicio cuáles son las funciones del Alcalde y las de un FHN en un Ayuntamiento, de forma que no haya injerencias o interferencias mutuas. El Alcalde es en todo caso quien gobierna y el FHN es quien asesora, da fe e interviene. Por eso hay que sentar las bases para que el Alcalde asuma que las obligaciones del FHN son ésas y además son ineludibles, pero que es él quien toma las decisiones y asume la responsabilidad del acierto o equivocación de las mismas.

En este contexto y por no ser pesado, me gustaría pedir a los participantes de este blog  que expusieran sus experiencias relativas a todo este proceso, los problemas que les hayan ido surgiendo y cómo los han ido solucionando. A título de ejemplo:

  1. Cómo realizar el sorteo de miembros de mesa. La ley dice que se sortea pero no cómo. En mi caso lo solemos hacer con la introducción de una fórmula aleatoria en una hoja de cálculo.
  2. Tengo por costumbre guardar un mazo de papeletas, sobre todo de las elecciones locales, en lugar seguro para poder reaccionar a tiempo en caso de que “desaparezcan” las de las Mesas electorales (las autonómicas podrían obtenerse de algún Colegio colindante mientras llegan más, si es necesario, de la capital.
  3. Sé que hay compañeros (en algunas ocasiones yo también lo he hecho) que citan previamente a los miembros de las mesas electorales a una charla informal para –aparte de las indicaciones generales que se hacen en la multitudinaria asamblea que organiza la Delegación del Gobierno, dar instrucciones concretas sobre las tareas a realizar.

Saludos.

No hay comentarios

Dejar respuesta